Foto
8 de oct de 2020 12:12
Zona Franca | Casa de Nariño se niega a decir si Duque es obeso
Red+ Noticias | Bogotá

El equipo periodístico de Zona Franca estuvo tras la pista de información relacionada con la salud del presidente de la República, Iván Duque. Sin embargo, parece que el peso, talla o presión sanguínea del mandatario es un secreto de Estado. 

Mandatarios de importancia en el mundo como Trump, Bolsonaro, Johnson y Áñez -presidenta de Bolivia- se han contagiado de COVID-19 lo que indica que cualquier persona por poderosa que sea se puede contagiar, inclusive el presidente de Colombia Iván Duque, de quien no sabemos nada sobre su estado salud. 

Desde finales de junio Zona Franca le solicitó a Presidencia de la República y a los ministros del gabinete información sobre la salud de Duque y su despacho. Datos como su peso, si toman medicamentos, su presión sanguínea, entre otros, son información privada pero a la vez de alto interés público. 

Salud de Duque, un secreto de Estado

La obesidad o sobrepeso de Iván Duque es fuente constante de memes en las redes sociales pero más allá de la jocosidad que ha suscitado el tema, el estado de salud del presidente es un asunto serio y de interés nacional. Si Duque es obeso haría parte del grupo poblacional de alto riesgo por la pandemia mundial. 

Y no solo Duque, el gabinete ministerial, según sus comorbilidades, también haría parte de la población de alto riesgo. No sabemos si Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, y cercano a los 70 años de edad, tiene obesidad o sobrepeso; o si Claudia Blum, canciller colombiana, tiene alguna comorbilidad además de su edad (72 años) que impida su desempeño. 

Por eso Zona Franca solicitó al equipo de prensa de Casa de Nariño datos básicos sobre la salud del presidente Duque, como su peso. La respuesta, “Sería incapaz de preguntarle eso al presidente o a cualquier otra persona”, indica que este es un tema que se trata con recato innecesario en Colombia. 

Entonces acudimos a derechos de petición. Zona Franca por medio de un derecho de petición, a Duque y a cada uno de sus ministros, solicitó la historia clínica de estos funcionarios pero todas las 17 solicitudes fueron negadas o no respondidas. La leyes que más invocaron Duque y sus ministros para negar la información fueron la Ley 23 de 1981 art° 34, Ley 1755 de 2015 art° 10, entre otras. Zona Franca reconoce que la historia clínica es un asunto de interés personal, seguramente debimos ser más explícitos en la solicitud, sin embargo, es fundamental reconocer que el estado de salud del presidente y los altos funcionarios es un asunto de interés nacional. 

Especialmente el tema del sobrepeso llama la atención. Según el decreto 176 de 2020 de la Alcaldía de Bogotá, la obesidad es una comorbilidad. Durante meses, según ese decreto, las personas obesas “procurarán  no  salir  de  sus  domicilios  y  guardar  cuarentena  como  medida  para  evitar  su contagio con COVID-19”. ¿Entra el presidente en esa categoría? Es necesario saber su peso real. 

En EE. UU. hay una tradición de transparencia bien establecida sobre la salud de los presidentes. Barack Obama y Donald Trump por su cuenta han publicado el estado de su salud y los medios de comunicación lo han replicado. 

En relación a la salud del presidente Duque, Zona Franca habló con una fuente periodística que cubre la Casa de Nariño -Presidencia de la República- y ésta explicó que el tema “siempre ha sido muy reservado”. La fuente fue más allá y dijo que en efecto “en varios viajes se le ha bajado como la tensión o no sabemos bien qué porque nunca nos comunican bien eso. Pero ha sido necesario que guarde reposo por unos minutos antes de seguir con los recorridos”. La fuente explicó que recuerda que eso pasó una vez en Cartagena.

En definitiva, a estas alturas de la pandemia los datos básicos de la salud del presidente Duque son casi un secreto de Estado. Si tanto nos guiamos por EE. UU., la transparencia sobre la salud del presidente sería un buen paso a seguir. 

  • No se trata de “consultas de carácter académico y/o personales" como en su momento nos respondió el Ministerio del Interior al solicitar la información a ese despacho. 

Zona Franca insistirá en la información solicitada porque la salud de los altos funcionarios públicos es de interés nacional, mucho más si se tiene en cuenta que seis ministros, más la vicepresidenta de la República, están por encima de los 60 años, es decir, mientras estuvo vigente el decreto 176 de 2020 de la Alcaldía de Bogotá, la recomendación para ellos fue “no  salir  de  sus  domicilios  y  guardar  cuarentena  como  medida  para  evitar  su contagio con COVID-19 ante las cifras que reflejan un mayor riesgo de mortalidad para la población con ese tipo de antecedentes médicos” y/o edad. 

Contenidos web relacionados