Foto
5 de ago de 2020 21:04
Zona Franca | Médicos que luchan contra el COVID-19 en Bogotá denuncian reducciones salariales
Red+ Noticias | Bogotá

Miembros de un grupo de  profesionales vinculados al Hospital San José en Bogotá denunciaron ante el equipo periodístico de Zona Franca una reducción salarial del 35 %, que ocurre en momentos en los que las unidades de cuidados intensivos del centro médico privado están al tope de su capacidad. 

Un grupo de anestesiólogos del Hospital San José en Bogotá, donde las ocupación de ucis por casos de COVID-19 está al 100 %, denuncian que las directivas de esa IPS les están imponiendo una rebaja de salario del 35 % hasta fin de año. Al menos siete médicos de un grupo de casi 40 profesionales vinculados con contrato laboral a este hospital privado, y que están en contacto directo con a pacientes contagiados con el nuevo coronavirus, se acercó al Ministerio de Trabajo para poner en conocimiento su situación. 

  • Uno de los anestesiólogos, que pidió a Zona Franca no revelar su identidad por temor a retaliaciones laborales, declaró: “nos están mandando a trabajar, somos carne de cañón mientras la gente está en la casa. Nos están exponiendo y nos están bajando el sueldo, eso no está bien”.

El Hospital San José fue fundado hace más de 100 años, y es uno de los más antiguos del país. Funcionó inicialmente como hospital universitario de la Universidad del Rosario. Hoy es un hospital privado, propiedad de la Sociedad de Cirugía de Bogotá. 

Después de la publicación de una versión inicial de este artículo, las directivas del hospital y varios miembros del grupo de anestesiología se pronunciaron y rechazaron las denuncias de sus colegas. Según un comunicado de estos últimos firmado por X médicos aceptan la reducción salarial pero afirman que se dio de manera “voluntaria”. “No es cierto”, dice el comunicado, “que dicha reducción salarial se haya hecho de manera unilateral”. Según el Dr. Carlos Pérez, director general del Hospital San José, “la reducción de salario también vino con una reducción en la carga de trabajo, acorde con la situación crítica de disminución de procedimientos que han enfrentado los hospitales de todo el país en medio de la pandemia”.   

Según varios documentos obtenidos por Zona Franca, la reducción del 35 % a salarios va desde agosto hasta el final del 2020. Se presenta como parte de un acuerdo 'voluntario', y amparado en los decretos de emergencia del Gobierno. Sin embargo, un grupo de médicos afirman que es una imposición de la que depende su continuidad en la clínica. Además, afirman que la reducción de horas depende de la programación y la disponibilidad, y eso implica que en ocasiones tengan que cumplir jornadas completas.

Este no es el primer otrosí de reducción de salario que deben firmar los médicos. En abril y mayo aceptaron una reducción del 35 % -por dos meses- al inicio de la emergencia sanitaria, cuando los hospitales estaban vacíos. “En ese punto entendimos, la demanda se servicios se vino al piso, y el hospital estaba vacío”, nos contó el médico. Luego otra en junio y julio del 25 %. Y ahora esta reducción de 35 % que empieza en agosto y va hasta diciembre. 

“Hay algunos que van a firmar, porque tiene a sus familias y tienen deudas, pero todos estamos muy molestos. Quedamos ganando menos que algunos colegas que están haciendo telemedicina, contestando el teléfono, mientras nosotros nos exponemos a la enfermedad”, agregó el especialista.    

En efecto, es una reducción que sucede en el pico de la pandemia, cuando las ucis del San José están al 100 %, según datos de la Alcaldía de Bogotá. “Nosotros tenemos que estar en constante contacto con pacientes covid, entubando y en las operaciones”, nos dice otra anestesióloga del centro hospitalario que también pidió proteger su identidad. En este punto difiere el Dr. Pérez, director del San José, “no es cierto que ellos estén en primera línea, hay un personal especializado distinto a cargo de las ucis”. Si bien el equipo de anestesiólogos no está encargado de las 34 unidades que tiene el hospital -un tamaño medio en la ciudad-, sí deben estar disponibles como equipo de apoyo para esos pacientes.  

Según la Dr. Maribel Arrieta, quien conoce el caso y es presidenta del Sindicato de Anestesiólogos de Bogotá, el asunto se puso en conocimiento del Ministerio del Trabajo. Para Arrieta “resulta incomprensible que las personas que están arriesgando su vida para salvar a otras reciban una desmejora laboral en este momento". Más allá de que los médicos no estén a cargo de las unidades donde están los pacientes contagiados, “por nuestra especialidad debemos estar en constante contacto con las vías aéreas, y eso no pone en primera línea de contagio a la enfermedad”. La Dra. Arrieta no es empleada del Hospital San José, pero ha tramitado las denuncias de siete de sus médicos. 

  • La nueva reducción salarial que ha causado discordia en el cuerpo médico ocurrió luego de que las directivas del hospital le pidiera al equipo de anestesiólogos hacerse cargo de las ucis que ahora están siendo operadas por un equipo externo, de una compañía que terceriza esos servicios. “Básicamente nos dijeron o cogen las Ucis en las condiciones que nosotros estamos diciendo o hay un descenso salarial”, relata el médico denunciante.

Según su versión, los anestesiólogos del San José pidieron que el hospital agregara intensivistas a los equipos que iban a atender las ucispara acompañar la toma de decisiones complejas que superan la esfera de su especialidad. Además, pidieron mejores equipos de protección. Sin embargo, las directivas respondieron con el otrosí reduciendo los salarios. Esta versión es rechazada por algunos de sus mismos colegas, quienes en el comunicado en respuesta a esta denuncia afirman que “propusimos de manera voluntaria hacer la reducción del 35 % del salario” y aceptaron seguir como apoyo de las ucis, "empatizando con las directivas del hospital por las dificultades financieras" generadas por la emergencia derivada del coronavirus. 

El de los equipos de protección es otro tema que preocupa al grupo de médicos denunciantes. En abril el hospital les pidió una donación de $150.000 descontables de la nómina a los especialistas de la clínica. Sin embargo, dicen que apenas ha recibido una dotación de tres tapabocas y unas gafas protectoras, y el resto de los equipos los deben costear de su propio bolsillo. 

Esta versión fue calificada como "falsa" por el director del San José, el Dr. Pérez, quien afirma que han hecho “enormes esfuerzos por garantizar la seguridad de nuestro personal profesional y de servicios”. El comunicado publicado por el Jefe de Anestesiología del Hosptial San José reafirma esta versión, calificando de “oportuna y adecuada” la entrega de equipos de protección. "Como muestra de esto", agrega el Director Pérez, "no hay ningún anestesiólogo contagiado en el Hospital San José".    

Nota: Este artículo, publicado originalmente el 4 de agosto de 2020 sin la versión del Hospital San José, fue modificado el 5 de agosto para reflejar la versión de la contraparte. 

Contenidos web relacionados