Foto
28 de feb de 2021 10:30
Violenta dispersión de protestas deja al menos ocho muertos en Birmania 
Red+ Internacional | AFP | Rangún, Birmania

Desde el golpe de Estado militar ocurrido el pasado 1 de febrero en Birmania, cientos de personas han salido a manifestar en contra de los militares que tomaron el poder, centenares de ellos han sido arrestados y este domingo se reportaron al menos ocho muertos.

Ocho manifestantes murieron este domingo en Birmania a manos de las fuerzas de seguridad que dispersaron violentamente varias concentraciones y llevaron a cabo centenares de arrestos en el día más sangriento de las protestas contra el golpe de Estado militar.

El país es escenario de una oleada de manifestaciones prodemocracia y de una campaña de desobediencia civil desde el golpe de Estado que derrocó al gobierno dirigido por Aung San Suu Kyi, el pasado 1 de febrero.

  • Desde entonces, las protestas han sido reprimidas cada vez de forma más violenta, con gases lacrimógenos, cañones de agua, pelotas de goma y, en ocasiones, munición real.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó la represión y afirmó que tenían información de que al menos 18 personas habrían muerto en las manifestaciones. Un balance que está pendiente por confirmar.

"Condenamos con fuerza la escalada de violencia contra manifestantes en Birmania e instamos a los militares a cesar de inmediato de usar la fuerza contra las protestas pacíficas" afirmó Ravina Shamdasani, portavoz de la oficina del Alto Comisionado de derechos humanos de la ONU.

Este domingo tres hombres murieron durante una manifestación en la ciudad sureña de Dawei, en la que también resultaron heridas 20 personas, según socorristas y medios locales.

Las víctimas murieron tras ser "alcanzadas por disparos de munición real", dijo Pyae Zaw Hein, un socorrista voluntario. Los heridos recibieron impactos de balas de goma, explicó, y advirtió que "puede haber muchas más víctimas porque seguimos recibiendo heridos".

Otros dos jóvenes de 18 años resultaron muertos en la localidad de Bago, según socorristas. Sus muertes fueron confirmadas por medios de la zona.

Una sexta persona falleció en Rangún,  indicó en Facebook un exdiputado del derrocado gobierno civil, Nyi Nyi. Aparentemente, es un joven de 23 años de edad, que murió víctima de disparos.

  • Por último, en Mandalay, un médico de urgencias indicó que dos hombres murieron por heridas de bala.

El jefe de la junta, el general Min Aung Hlaing, aseguró que las autoridades habían hecho un uso mínimo de la fuerza para dispersar las concentraciones. Sin embargo, ya son trece los manifestantes muertos desde el 1 de febrero. Mientras tanto el Ejército afirma que un policía murió cuando trataba de dispersar una protesta.

Contenidos web relacionados