Una variedad del COVID-19, originada en España, proliferó este verano en Europa, dice estudio
Red+ Internacional | Anadolu | Madrid, España
29 de oct de 2020 14:50

Un estudio publicado por la Universidad de Basilea y el consorcio SeqCOVID-España reveló que la variante del nuevo coronavirus que se extendió por Europa durante el verano proliferó en el país ibérico. 

España habría sido lugar de origen de una nueva variante del coronavirus que ahora es prevalente en la mayoría de países europeos, indicó un estudio publicado por la Universidad de Basilea y el consorcio SeqCOVID-España. La variante representa casi el 80 % del virus secuenciado en España, el 90 % en el Reino Unido, el 60 % en Irlanda y el 30-40 % en Suiza y Países Bajos. 

Los autores del estudio dijeron que aunque hay cientos de variantes del virus flotando en Europa, “muy pocas se han propagado con tanto éxito y se han vuelto tan frecuentes” como esta. Hasta el momento, no hay evidencia de que esta variante sea más contagiosa que otras, pero por su extensión podría ser impulsada por la relajación de las restricciones en viajes y medidas de distanciamiento social. 

Los investigadores identificaron por primera vez la nueva variante en un brote entre trabajadores agrícolas en las regiones españolas de Aragón y Cataluña en junio. Estos brotes fueron el propulsor inicial del brote de verano en España y ocurrieron justo antes de que se abrieran las fronteras para viajar.

  • “Una variante, con la ayuda de un evento de superdifusión inicial, puede volverse prevalente rápidamente en todo el país”, declaró el doctor Iñaki Comas, coautor del estudio y director del consorcio SeqCOVID-España. 

Aunque varios países europeos comenzaron a imponer cuarentenas a los viajeros que llegaban desde España a fines de julio, el análisis genético encontró que la variante viajó "al menos docenas y posiblemente cientos de veces entre países europeos".

A partir de ahí, la variante pudo propagarse "en brotes más grandes a través de comportamientos de riesgo después de regresar a casa", dicen los investigadores. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, la semana pasada se registró un récord de 2.8 millones de infecciones confirmadas en todo el mundo. Alrededor del 46% de esas infecciones se detectaron en Europa.

Los países de todo el continente han comenzado a anunciar toques de queda, cierres de empresas e incluso confinamientos totales. Sin embargo, los autores de este estudio advierten que no se debe atribuir a esta variante el enorme aumento de casos. La variante también ha sido encontrada en Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Letonia, Noruega y Suecia, aunque en los dos primeros prevalecen otras variantes. 

“Si bien las restricciones de viaje a largo plazo y los cierres de fronteras no son sostenibles ni deseables, identificar mejores formas de reducir el riesgo de introducir variantes el virus y garantizar que las que se introduzcan no se propaguen ampliamente, ayudará a los países a mantener bajos niveles de transmisión del SARS-CoV-2”, concluyó el estudio.

Contenidos web relacionados