Foto
12 de oct de 2020 20:30
Una extraña enfermedad obliga a Johnson & Johnson a detener los ensayos de su vacuna contra el COVID-19
Red+ Internacional | AFP | Washington, EE. UU.

La farmacéutica estadounidense explicó que una "enfermedad inexplicable" de uno de los participantes motivó la suspensión temporal del ensayo clínico.

La farmacéutica Johnson & Johnson anunció este lunes la suspensión temporal de la prueba clínica de su potencial vacuna contra el COVID-19 a causa de un contratiempo con un voluntario.

"Hemos detenido temporalmente la administración de nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19, incluido el ensayo de fase 3 Ensemble, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio", explicó la compañía estadounidense.

La pausa significa que el cierre del sistema de inscripción en línea para el ensayo clínico de 60.000 personas, mientras convocan el comité independiente de seguridad del paciente.

J&J mencionó que los efectos adversos eran "una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente uno grande". Según los lineamientos de la empresa, pueden detener un estudio para determinar si el percance tiene relación con la droga en cuestión y si es posible retomar el estudio.

Para la fase 3 del estudio, Johnson & Johnson comenzó a reclutar voluntarios a finales de septiembre, con la meta de inscribir hasta 60.000 participantes en más de 200 localidades en EE. UU. y el mundo.

Los otros países donde llevan a cabo las pruebas son Colombia, Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Sudáfrica.

La vacuna está basada en una sola dosis de un adenovirus que causa la gripe, modificado para que no se replique, combinado con una parte del nuevo coronavirus, empleado para invadir las células humanas.

Contenidos web relacionados