Un patrullero reconoce que Javier Ordóñez sí fue golpeado dentro del CAI de Villa Luz
Red+ Noticias | Bogotá
7 de oct de 2020 16:51

Durante el juicio disciplinario de la Procuraduría a los uniformados investigados por la muerte de Javier Ordóñez, el exuniformado Harby Damián Rodríguez afirmó que nunca golpeó al estudiante de derecho, pero aseguró que presenció cuando su compañero, Juan Camilo Lloreda, lo agredió mientras Ordóñez estaba esposado.

Este miércoles, los expatrulleros Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos asistieron a la tercera sesión del juicio disciplinario en su contra por abuso de autoridad y homicidio de Javier Humberto Ordóñez, quien murió el pasado 9 de septiembre en el CAI de Villa Luz, en Bogotá.

  • A lo largo de una audiencia virtual de la Procuraduría, Lloreda Cubillos leyó un documento por medio del cual pidió la nulidad de todo lo actuado y las pruebas recolectadas hasta el momento, argumentó que durante el proceso han violado su derecho a la defensa, ya que no ha podido conseguir un abogado de confianza dado que está “privado de la libertad, sin Internet ni teléfono” y aseguró: “ni siquiera se me ha asignado abogado de oficio”.

Ante esto, el procurador delegado para la Fuerza Pública, Hernán Rincón, negó la solicitud aseverando que la acusación de Lloreda era falsa, puesto que durante la audiencia del 2 de octubre el patrullero renunció al asesor legal que le habían ofrecido.

  • Luego de esto, el abogado de Rodríguez, Jorge Páramo, pidió hacer preguntas a Lloreda, quien se negó a contestar.

Rodríguez, con 30 años de edad, aceptó responder el interrogatorio de su defensor, quien en medio de la indagación aseguró haber visto a su compañero agredir a Ordóñez dentro de las instalaciones del CAI.

“Le dije que ya no le pegara más”, explicó Rodríguez, confirmando que Lloreda golpeó en repetidas ocasiones al abogado en estómago y costillas.
  • El patrullero describió que luego de la súplica salió del lugar con otro policía, por lo que la víctima estaba en el lugar únicamente con Lloreda. Cuando Rodríguez regresó notó que la respiración del estudiante de derecho era débil, por lo que procedió a llamar un vehículo para movilizarlo a un centro médico.
"Se le sueltan las esposas, lo levanto de los brazos y lo vamos sacando con Wilder y Juan David (uniformados que llegaron al CAI) a la parte de afuera, lo suben al carro. Posterior el vehículo arranca con ellos tres en el vehículo, arranca para la clínica Santa María del Lago y con Juan Camilo nos vamos a la clínica detrás del vehículo", explicó Rodríguez durante la audiencia.
  • El uniformado también explicó que no posó su rodilla sobre Ordóñez, ya que tenía su pie derecho lastimado y no podría apoyarlo bien.
“Yo no golpeé al señor Javier; con una mano traté de esposarlo y con la otra sostenía el portaproveedor y el radio que se me había soltado. Yo no lo subí a la patrulla, lo subió mi compañero con un patrullero que llegó de apoyo”, describió Rodríguez.

El expatrullero también dio a conocer que al llegar a la clínica pidieron una camilla, pero al no tener disponibles les facilitaron una silla de ruedas en la que él, junto con sus compañeros y los amigos de Ordóñez, lo llevaron hasta la entrada principal de reanimación.

“Me sentí muy triste, confundido e impresionado de todo lo que había pasado y tuve mucho temor”, dijo Rodríguez, quien explicó que su compañero tuvo la misma reacción.

Según expuso el patrullero, cinco minutos después del ingreso de Ordóñez al centro hospitalario el médico salió a dar la noticia de su muerte y, 15 minutos después, explicó que la causa de su muerte habían sido los golpes.

Lea también:
Crónica | Indignación, protestas, disturbios y vandalismo... ¡Recuento de un día de furia!

Contenidos web relacionados