Foto
27 de mar de 2021 14:29
Un centenar de muertos en 24 horas por represión militar en Birmania
Red+ Internacional | Anadolu | Rangún, Myanmar

El embajador de EE. UU. en Myanmar, Thomas Vajda, aseguró que las fuerzas de la junta militar están asesinando a civiles desarmados, incluidos niños.

Más de 100 personas han sido asesinadas a tiros -este sábado- por las fuerzas de la junta militar en Myanmar, informaron medios de comunicación, grupos de voluntarios y testigos de los asesinatos. 

En un mensaje televisado con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, la junta militar advirtió a los manifestantes del riesgo de recibir disparos en la cabeza y la espalda si continúan las manifestaciones contra el golpe de Estado que perpetró el pasado 1º de febrero.

  • Los manifestantes y opositores desafiaron las advertencias de la junta militar tomando las calles en pueblos y ciudades de todo el país para encontrarse con una violenta represión de las fuerzas de seguridad.

Myanmar NOW, un medio de comunicación líder en el país, informó haber verificado la muerte de 91 civiles en 29 pueblos y ciudades en ocho de las 15 regiones del país.

  • Rangún y Mandalay, las dos ciudades más grandes y los centros comerciales más importantes del país, fueron las más afectadas, con 23 y 29 muertes, respectivamente, según el recuento de Myanmar NOW.

Entre los muertos en Rangún se encuentra un policía de 21 años, quien desertó para unirse al movimiento de desobediencia civil. Las fuerzas de seguridad le dispararon en la cabeza en el municipio de Insein, dijo un médico voluntario.

“Le dispararon en la cabeza y ya estaba muerto cuando sus colegas lo trajeron”, afirmó un miembro de un equipo de rescate local a la Agencia Anadolu bajo condición de anonimato.
  • Otra víctima adolescente fue un niño hindú de 14 años en el municipio de Minggalar Taung Nyunt de Rangún, informó el medio de comunicación local Khit Thit Media.

La víctima más joven de la represión violenta fue un niño de siete años que fue asesinado a tiros mientras jugaba en la calle cerca de su casa en la ciudad de Shwe Bo en Mandalay.

  • En las imágenes compartidas en las redes sociales, se vio al padre de la víctima gritando frenéticamente: "mi hijo ha muerto, este es mi hijo que ha muerto", mientras sostenía su cuerpo sin vida.

Autoridades esperan que el número de muertos aumente a medida que continúe la represión. La violencia de las fuerzas de seguridad generó condenas enérgicas de los diplomáticos extranjeros que se negaron a asistir a la ceremonia del Día de las Fuerzas Armadas en la capital administrativa, Naipyidó.

La Unión Europea (UE) describió la violenta represión en Birmania durante el Día de las Fuerzas Armadas como un "día de terror y deshonra".

"Los asesinatos de civiles desarmados, incluidos niños, son indefendibles", dijo la UE en un comunicado.

  • La embajada de EE. UU. en Rangún dijo que ha estado investigando los disparos efectuados por un grupo no identificado.

El embajador de EE. UU. en Myanmar, Thomas Vajda, dijo que las fuerzas de seguridad están asesinando a civiles desarmados, incluidos niños.

Vajda pidió a la junta militar que pusiera fin de inmediato a la violencia y restableciera el Gobierno civil. "La gente de Myanmar ha hablado con claridad: no quieren vivir bajo un régimen militar", dijo en una nota de prensa.

Contenidos web relacionados