Sudáfrica registra 72 muertos al propagarse ola de violencia y saqueos
Red+ Internacional | AFP | Johannesburgo, Sudáfrica
14 de jul de 2021 06:43

Siguen las protestas en Sudáfrica, que para este miércoles, reporta 72 personas muertas en cinco días de saqueos en regiones como la capital económica Johannesburgo.

Tiendas y bodegas de Sudáfrica se vieron golpeadas por saqueos este martes, por quinto día consecutivo, pese a que el presidente Cyril Ramaphosa desplegó soldados para tratar de contener la violencia que ha dejado 72 muertos.

Los saqueos estallaron en la capital económica de Johannesburgo y la provincia sudoriental de KwaZulu-Natal, mientras la oposición sudafricana acusó a grupos radicales de atizar el desasosiego.

  • Las fuerzas armadas desplegaron 2.500 soldados para ayudar a la policía a frenar los disturbios. Pero esa cifra parece insignificante frente a los más de 70.000 soldados movilizadas para aplicar el confinamiento del año pasado contra el coronavirus.

La turbulencia estalló el viernes pasado luego de que el expresidente Jacob Zuma comenzó a cumplir su sentencia de 15 meses de cárcel por desacato, tras negarse a declarar en una investigación sobre la corrupción en sus nueve años en el poder. El fin de semana se propagó a la provincia de Gauteng, donde está Johannesburgo.

"El total de personas que han perdido la vida desde el inicio de estas protestas (...) subió a 72", dijo la policía la noche del martes en un comunicado.

La mayoría de las muertes "se deben a estampidas ocurridas durante los incidentes de saqueos de tiendas", agregó. Otras muertes ocurrieron por tiroteos y explosiones de cajeros automáticos.

  • El número de detenidos subió a 1.234, aunque varios miles han participado en la ola de saqueos.

Líder popular

Jacob Zuma, de 79 años de edad, fue un luchador contra el apartheid que pasó 10 años preso en la cárcel de Isla Robben, cerca de Ciudad del Cabo.

  • En la Sudáfrica democrática llegó a ser vicepresidente y luego presidente, antes de ser depuesto por el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) en 2018 al proliferar los escándalos.

Aún así, Zuma mantiene su popularidad entre muchos sudafricanos pobres, especialmente entre militantes de base del CNA, que lo ven como un defensor de los marginados.

Sudáfrica está hundida en un profundo malestar económico, con elevadas cifras de desempleo. La actividad económica ya había sido afectada severamente por las restricciones para contener el coronavirus.

Contenidos web relacionados