Foto
21 de sep de 2020 14:40
'Sonajero' de Trump para reemplazar a Ginsburg en la Corte Suprema tiene 5 cascabeles
Red+ Internacional | Anadolu | Washington, EE. UU.

De acuerdo con el presidente estadounidense, el anuncio se hará el viernes o sábado, después de que Ruth Bader Ginsburg sea sepultada. 

El presidente de EE. UU., Donald Trump, dijo este lunes que su lista de candidatos a la Corte Suprema para ocupar el puesto de la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg ahora solo la componen cinco personas.

El anuncio podría hacerse el viernes o el sábado, dependiendo de cuándo sea enterrada Ginsburg, aseguró el mandatario, quien enfatizó que su nominado debería recibir una votación completa en el Senado antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, en medio de una feroz lucha partidista sobre su reemplazo.

Ginsburg murió el viernes por complicaciones de cáncer de páncreas metastásico. Su muerte ha desatado una lucha de los demócratas, que presionan para garantizar que la ex líder del ala liberal de la Corte Suprema no sea reemplazada por otro candidato conservador de Trump.

Trump ya ha designado a dos jueces conservadores: Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh. Ellos son los dos jueces en servicio más jóvenes en la Corte, lo que significa que es probable que su mandato sea largo porque los jueces sirven sin límite de mandatos.

Mientras hablaba en Fox, el mandatario confirmó que su lista de cinco incluye a los jueces de la Corte de Apelaciones Barbara Lagoa, Amy Coney Barrett y Allison Jones Rushing. Sin embargo, se negó a nombrar los otros dos candidatos.

A pesar de que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo en 2016 que las vacantes de la Corte Suprema no deberían cubrirse durante un año electoral -en un intento para evitar que el expresidente Barack Obama nombrara un reemplazo para el juez conservador Antonio Scalia-, desde entonces se ha incumplido este designio.

Obama nombró formalmente al juez de la Corte de Circuito Merrick Garland para reemplazar a Scalia, pero McConnell dijo que sería inapropiado confirmarlo mientras el pueblo estadounidense estaba a punto de votar sobre el sucesor del presidente.

Luego de la muerte de la jueza Ginsburg, Trump ha prometido ocupar el escaño rápidamente, incluso cuando las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski han roto filas y acordaron con los demócratas que ningún candidato a la Corte debería ser elegido antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Los demócratas necesitarán que tres senadores republicanos más anuncien su oposición si quieren frustrar con éxito a un candidato potencial de Trump en el Senado, donde el presidente tiene una ventaja republicana de 53 votos contra 47. Una cámara dividida uniformemente dejaría en manos del vicepresidente Mike Pence un voto decisivo.

Contenidos web relacionados