Foto
14 de ago de 2020 09:40
San Antonio Spurs y el fin de 22 años consecutivos en playoffs de NBA
Red+ Internacional | AFP | Orlando, EE.UU.

En las un poco más de dos décadas clasificando a los playoff, Spurs de San Antonio ha conquistado cinco títulos de la NBA (1999, 2003, 2005, 2007, 2014).

La accidentada temporada de la historia de la NBA se hizo todavía más atípica el jueves con la confirmación de que, por primera vez desde 1997, San Antonio Spurs no estarán presentes en los playoffs.

  • Esta racha de 22 participaciones consecutivas en las eliminatorias, la más larga de la historia junto a la de Philadelphia entre 1950 y 1971, concluyó al quedar Spurs sin opciones de entrar en la eliminatoria de repesca para los playoffs por la Conferencia Oeste.

Matemáticamente eliminados, el equipo de San Antonio reservaron a sus figuras y cerraron su participación en el final de temporada en Disney World (Orlando) con una derrota frente a Utah Jazz (118-112).

Lejos de echar la mirada atrás y sacar brillo a sus cinco campeonatos, o de hacer un ejercicio de nostalgia, Gregg Popovich, el técnico que comandó al equipo estos 22 años, se enfocó en reconocer el trabajo de sus actuales jugadores para llegar con opciones hasta la última jornada.

San Antonio se situaba en el puesto 12 del Oeste, a cinco victorias de distancia del octavo, el último que da acceso a playoffs, y viajaba a Orlando sin su figura LaMarcus Aldridge.

Pero cuando se reanudó el juego, Spurs sumaron cinco victorias y tres derrotas con un sistema totalmente diferente, dejando de lado el básquetbol de control y largas posesiones y dejando correr a sus jóvenes promesas como Dejounte Murray o el novato Keldon Johnson.

La racha histórica de Spurs comenzó, como a veces ocurre en la NBA, gracias a su peor temporada. En la campaña 1996/97, con su estrella David Robinson lesionado, San Antonio acabó con solo 20 victorias y 62 derrotas y el sorteo del draft les regaló la primera selección.

Popovich, que era el mánager general pero también asumió el banquillo en medio de esa temporada negra, eligió a Tim Duncan y a su alrededor construyó un equipo de leyenda.

En 1999, la pareja Robinson-Duncan conquistó el primer anillo de la franquicia texana derrotando en la final a New York Knicks. En 2001 aterrizó en el equipo el base francés Tony Parker y un año después se sumó el escolta argentino Manu Ginobili.

Contenidos web relacionados