'Reconocemos la gravedad de lo ocurrido, esto no debía suceder': Claudia López en acto de reconciliación
Red+ Noticias | Bogotá
13 de sep de 2020 13:21

La alcaldesa de Bogotá reiteró que el presidente Iván Duque tiene en sus manos evidencia del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Fuerza Pública.

En el inicio de la jornada de perdón y reconciliación en la Plaza de Bolívar, la alcaldesa Claudia López ofreció disculpas a la ciudadanía por los hechos de violencia en las recientes manifestaciones, que derivaron en la muerte de 10 personas en Bogotá.

"Hoy estamos aquí para pedir perdón y reconocer la gravedad de los hechos. Es función de las autoridades estatales evitar que estos hechos ocurran", fueron las primeras palabras de la mandataria en el centro de la capital del país.

“Admitimos que esto no debía suceder (...) reconocer la gravedad de lo ocurrido y honrar la memoria de las víctimas es el primer paso indispensable para construir un proceso de verdad y justicia que posibilite una reconciliación”: Claudia López, alcaldesa de Bogotá.

López prometió a los familiares de las víctimas mortales y heridos acompañamiento psicosocial y jurídico del Distrito "para que haya verdad y justicia" sobre lo que sucedió el 9, 10 y 11 de septiembre.

"La confianza ciudadana de que el monopolio de la fuerza en manos del Estado sólo se usará para proteger a ciudadanos, no para agredirlos, se quebrantó por parte de algunos miembros de la Policía": Claudia López, alcaldesa de Bogotá.

Así mismo, mencionó que el presidente Iván Duque tiene en sus manos "evidencia clara y contundente" del uso indiscriminado de armas por parte de miembros de la Fuerza Pública, quienes desconocieron los protocolos establecidos. A raíz de esto, pidió celeridad en una reforma a la Policía Nacional.

Los familiares de los fallecidos y heridos tuvieron un espacio para expresar su sentir. Entre ellos estuvo Constanza Chaparro, familiar de Brayan Rodríguez, a quien una bala le causó una grave lesión en el fémur.

Ante los micrófonos, Chaparro expresó a la Policía: "necesitamos que ustedes sean nuestros amigos y nosotros los amigos de ustedes para sacar adelante nuestra Nación en paz".

La polémica en el acto de reconciliación corrió por cuenta de una silla vacía que llevaba un papel con el nombre del presidente de la República, Iván Duque Márquez, quien no asistió al encuentro.

Maira Páez, pareja del fallecido Jader Fonseca, señaló que "aquí debería estar el Presidente y la Policía Nacional pidiéndonos perdón por lo ocurrido". No obstante, el Gobierno estuvo presente en la Plaza de Bolívar, representado por la consejera presidencial para los DD. HH., Nancy Patricia Gutiérrez y el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Contenidos web relacionados