Foto
3 de nov de 2020 13:37
Patricia Linares pidió 'no ceder ante los ataques' al proceso de paz
Red+ Internacional | Anadolu | Bogotá

La magistrada de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, le entregó al procurador colombiano, Fernando Carrillo, un informe de gestión de sus tres años al frente del tribunal.

La saliente presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la magistrada Patricia Linares, entregó este martes al procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, un informe de gestión de sus casi tres años de trabajo.

La JEP se creó tras el acuerdo de paz con las desmovilizadas Farc, firmado en 2016, para esclarecer y juzgar los hechos cometidos durante 50 años de conflicto armado interno en el país andino. Su vigencia es de dos décadas.

  • En su intervención, Linares pidió “no ceder a las presiones mediáticas ni políticas de quienes se dedican a atacar el proceso de paz y la jurisdicción”.
“Todo ello exige un escenario democrático en el que las garantías consagradas en la Constitución y la ley, incluidas las ritualidades y los tiempos, no pueden ceder a los reclamos y presiones mediáticas y políticas que auspician aquellos que han encontrado equivocadamente en el ataque al proceso de paz, al sistema integral y concretamente a la JEP, el núcleo central de sus propuestas políticas para negarle el paso a un alternativa histórica que, prescindiendo de las armas, quiere hacer realidad la paz en Colombia”, afirmó.

La magistrada afirmó que los avances de la JEP “son firmes y significativos a pesar de los obstáculos” e incesantes ataques que ha recibido la jurisdicción de paz. Asimismo, indicó que la tarea de estos primeros años de funcionamiento “ha sido materializar y darle vía a una forma de justicia inédita en el mundo, tan esperanzadora como difícil y compleja”.

  • Aseguró que durante estos 34 meses, la jurisdicción especial ha “cumplido con responsabilidad y dedicación” su tarea inicial, “llenar de contenido y hacer realidad esa noción de justicia restaurativa”.

La saliente presidenta reiteró que el papel de este mecanismo de justicia transicional debe “reclamar de los comparecientes una verdad plena que deberá ser detallada, exhaustiva, minuciosa y pródiga en detalles” para que “alivie el dolor de las víctimas y de vía a las certezas de una sociedad que ha vivido en las penumbras de la impunidad”.

El procurador Carrillo felicitó a Linares por su trabajo durante estos años al frente de la JEP, al tiempo que elogió su labor y el hecho de que una mujer asumiera el primer cargo en una institución como la justicia transicional, que “marca un hito” en la historia del país.

“Durante estos tres años de la JEP, la magistrada Patricia Linares ha sido defensora de los derechos humanos y una luchadora por el reconocimiento de las víctimas del conflicto armado, en un país que suele no darles nada, excepto la espalda”, señaló.
  • Linares entrega su cargo al electo magistrado Eduardo Cifuentes Muñoz con un balance de 12.617 personas sometidas a la JEP, entre exintegrantes de las Farc, agentes del Estado incluidos miembros de la fuerza pública y terceros, y más de 308.000 víctimas acreditadas de manera individual y colectiva en los siete macrocasos que ha abiertos la jurisdicción.

La JEP, además, en estos 34 meses, ha recibido 311 informes sobre graves violaciones a los derechos humanos y graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, más de 463 versiones recibidas, más de 33.400 decisiones judiciales adoptadas, entre otros resultados.

Contenidos web relacionados