Foto
7 de may de 2020 12:12
¿Por qué hay menos probabilidad de contagio en los niños?
Red+ Internacional con AFP | París, Francia | Salud | Red+

Mientras algunos países empiezan a abrir las escuelas tras semanas de confinamiento, todavía pesan incertidumbres científicas sobre los efectos del coronavirus en los niños.

“Hay tres cuestiones clave: el nivel de infección de los niños, la gravedad de quienes enferman y la transmisión. Pero solo para la segunda tenemos datos sólidos”.

Russell Viner, presidente del Colegio Real de Pediatría Británica.

Según el sitio británico de pediatría Don’t Forget The Bubbles (DTFB), los niños representan alrededor de 1% de los casos críticos en el mundo, siendo casos excepcionales, los decesos registrad0s entre los más pequeños.

Nivel de infección

La OMS señala que “los niños y adolescentes son tan susceptibles de infectarse como cualquier otro grupo de edad”.

Pero según la agencia Santé Publique France, los casos pediátricos diagnosticados en el mundo representan solo entre 1 y 5% del total, aún así, los niños presentan pocos o ningún síntoma y por lo tanto son más difíciles de diagnosticar.

Si bien al principio se creía que los niños eran vectores importantes del SARS-CoV-2 por analogía con otras enfermedades virales como la gripe, varios estudios apuntan lo contrario.

Está el caso de un infante de 9 años en Francia que estuvo en contacto con 172 individuos, sin contaminar a ninguno. En cambio, transmitió otros virus que había contraído, como la gripe.

Según el experto francés Arnaud Fontanet, los niños podrían ser menos contagiosos debido al hecho “de que no tienen síntomas y no tosen”.

¿Una nueva enfermedad inflamatoria?

Varios países como España, Francia, Reino Unido y Estados Unidos informaron recientemente de unas decenas de casos de niños aquejados de una enfermedad inflamatoria cuyos síntomas se parecen a la enfermedad de Kawasaki. Algunos dieron positivo al COVID-19.

Los síntomas son fiebre alta, dolores abdominales, problemas digestivos y erupciones cutáneas. Sin embargo, los pequeños afectados responden en su gran mayoría de manera positiva a los tratamientos.

Contenidos web relacionados