Foto
30 de nov de 2020 10:08
‘Pedimos evaluar con rigurosidad la vacuna contra COVID-19 que llegue a Colombia’: entidades de farmacovigilancia 
Red+ Noticias | Bogotá

Con el propósito de elegir la vacuna contra el COVID-19 más adecuada para inmunizar a la población colombiana, las entidades de farmacovigilancia pidieron al Ministerio de Salud evaluar con responsabilidad y rigurosidad las opciones que existen en el mercado.

En una misiva dirigida a la opinión pública, entidades como la Asociación Colombiana de Farmacovigilancia, el Observatorio del Comportamiento de la Automedicación de la Universidad del Rosario y el Centro de Pensamiento Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional de Colombia, entre otras, pidieron al Ministerio de Salud evaluar con rigurosidad la vacuna contra el COVID-19 que llegue a Colombia para inmunizar a la población. 

“Entendemos que, al tratarse de una situación apremiante, el Ministerio de Salud y Protección Social puede tener la potestad de dicha selección como único actuante en el proceso (…) [pero pedimos] considerar, con un gran sentido de responsabilidad y rigurosidad académica, la evaluación de las diferentes opciones existentes y, finalmente, la selección de la(s) vacuna(s) para COVID-19 presentada(s) para distribución en el país”. 

Para lograr dicho objetivo, las entidades firmantes piden al Gobierno Nacional “involucrar al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos - Invima- y a expertos académicos que, de manera íntegra, objetiva y transparente, puedan apoyar el proceso de evaluación de los resultados de eficacia y seguridad de el o los biológicos”.

  • Así como el fortalecimiento de las actividades de farmacovigilancia sobre las vacunas seleccionadas, en coordinación con los laboratorios productores, para minimizar y mitigar los efectos secundarios que pueda tener el inmunizante en la población.  

En la misiva, las entidades también manifestaron que no están de acuerdo con eximir de responsabilidades a la industria farmacéutica productora y titular de las vacunas, teniendo en cuenta que en estos momentos de crisis sería fundamental mantener la co-responsabilidad entre el gobierno y los productores.  

“En estos momentos de crisis se considere clave la co-responsabilidad entre el gobierno y los productores definida a través de los contratos pertinentes, procurando que el riesgo sea el más bajo posible para los colombianos que reciban la vacuna y, por tanto, haya una mínima implicación en daños en la población y, consecuentemente, una mínima implicación económica para las dos partes, entendiendo la necesidad en salud pública de la medida”. 

Finalmente, el grupo de entidades declaró que: “tenemos la certeza de que los esfuerzos para garantizar los mejores resultados en salud para la población, no pueden ser individuales sino colectivos, por lo que sugerimos que, de ser necesario, nos ofrecemos a aportar, así como a facilitar la conexión con expertos internacionales en la materia”. 

Contenidos web relacionados