Para borrar vestigios de esclavismo y colonización, indígenas tumban estatua en Popayán
Red+ Noticias | AFP | Popayán
17 de sep de 2020 16:51

Entre gritos y saltos, los manifestantes, miembros de la comunidad misak, celebraron el momento cuando arrancaron del pedestal la estatua de quien habría sido verdugo de sus antepasados.

Una estatua del conquistador español del siglo XVI, Sebastián de Belalcázar, ubicada en el morro de Tulcán, Popayán, fue derribada este miércoles por indígenas caucanos como una muestra de su repudio a la violencia que históricamente han enfrentado.

En videos, compartidos en redes sociales, quedó el instante en que un grupo de indígenas misak amarraron con lazos el monumento del español y tiraron de ellos hasta que cayó al suelo.

"Con la fuerza de la gente se logró derribar como acto simbólico de rechazo a tanto exterminio de los pueblos", expresó Diana Jembuel, una de las asistentes e integrante del pueblo misak.
  • La manifestación fue convocada por indígenas misak, nasa y pijao para protestar “por el exterminio físico y cultural” de los pueblos indígenas del Cauca.

A pesar de que la escultura experimentó una significativa cantidad de daños, el alcalde de Popayán, Juan Carlos López, rechazó estos actos de violencia contra “un símbolo de una ciudad multicultural” y aseguró que el monumento será restaurado.

Contenidos web relacionados