Foto
27 de jul de 2022 11:18
¿Por qué Darío Gómez mató a su papá? La verdadera historia del 'Rey del despecho'
Gabriel Pabón | Red+ Noticias | Bogotá

Luego del fallecimiento de Darío Gómez a los 71 años de edad, una de sus historias más confusas es la muerte de su padre, en medio de hechos que han despertado todo tipo de rumores alrededor del cantante.

Hace unos años, el llamado ‘Rey del despecho’ reveló ante el programa ‘Se dice de mí’ del canal Caracol la verdadera historia sobre las circunstancias que lo llevaron a matar accidentalmente a su padre, Marcos Aurelio Gómez Múnera.

Según su versión, a su padre lo habían enyerbado, un “maleficio de su amante” que lo habría llevado a cambiar su comportamiento y atentar contra la vida de su madre.

“Llegaba con mucha rabia por celos, molestándola, que la tenía que matar. Incluso decía algunas veces que él quería matarla y también acabar con los hijos y por último matarse él”, dijo Gómez.

El día de la tragedia

Ante el infierno que trajo el cambio temperamental de su progenitor, Darío Gómez cuenta que Orlando, su hermano mayor, salió huyendo de la casa. Por lo que quedaron los demás hijos del matrimonio en la compleja situación que dice duró “año y medio”.

El ídolo de la música popular recuerda que faltaban 10 minutos para las 8:00 p. m., cuando don Marcos llegó a golpear a su mamá.

“Le dio como unos cinco ‘planazos’, luego le dio un puño (señaló la nariz) en el que mi mamá quedó derramando sangre. Pensábamos que la había matado”, narró Gómez.


Foto ilustrativa: Pixabay (dominio público)

Mientras los hijos veían la brutal escena, el padre fue a buscar una escopeta con la que saciaría el propósito de sus demenciales pensamientos. Cargó el arma y se dispuso a aniquilar a la mujer con la que había formado su hogar.

Darío Gómez narró que, al ver el homicidio inminente, se abalanzó contra la humanidad de su padre y le quitó la escopeta. En medio del forcejeo y la confusión, salió corriendo sin percatarse de que el arma estaba cargada, con el campo de tiro apuntando hacia atrás de su cuerpo.

“Llevo la cacha por delante, pero el tubo estaba hacia atrás, apreté la ‘uña’, que llaman, pero sin saber que eso estaba cargado. Ya estaba con el gatillo arriba, porque él entró apuntándole a mi mamá. Se fue el tiro y maté a mi papá. Él se desangró de inmediato”.

Amenazado de muerte

Décadas después del traumático episodio, Darío Gómez rememora la angustia que vivió al ser tan solo un niño. Aseguró que pensó quitarse la vida: “Era el mimado de mi papá, qué desgracia”.

Sin embargo, las palabras de su madre y del médico que realizó la autopsia a su padre, le permitieron entender que la situación había sido un hecho fortuito y, tal vez, inevitable.

“Dijo el médico que él tenía el corazón consumido por una pena moral, que no hubiera durado más de dos meses. Tenía un maleficio, debía ser”, agregó el intérprete de “Nadie es eterno”.

En el mismo sentido, su madre trató de alentarlo al resaltar que su acción fue “inocente”.

 

Sin embargo, en su círculo familiar no todos fueron benevolentes con el cantante. Gómez narra que su tío Israel lo amenazó de muerte, razón que lo llevó a confrontarlo. Sus hermanos también le reclamaron, aun cuando fueron testigos del acto.

A pesar de todo, Darío Gómez recordó a su padre como “un gran hombre y esposo”, y asegura que logró superar su muerte porque su “conciencia quedó tranquila”.

Esta es la parte de la entrevista en la que el ‘Rey del despecho’ describe aquella noche en la que mató a su papá.

Contenidos web relacionados