Foto
7 de ago de 2020 15:00
Más de 1.600 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña fueron deforestados en julio
Red+ Internacional | AFP | Amazonas, Brasil

Entre enero y julio, el área deforestada en la mayor selva tropical del planeta fue de 4.731 kilómetros cuadrados.

La deforestación en la Amazonía brasileña se mantiene este año en un nivel similar al de 2019 (año record), pese a que la superficie talada en julio (1.654 kilómetros cuadrados) fue inferior a la del mismo mes del año pasado (2.255 km2).

Especialistas prevén, además, una nueva temporada de incendios, un año después de las quemadas históricas que alarmaron al mundo.

Entre enero y el 31 de julio, el área deforestada en la mayor selva tropical del planeta fue de 4.731 km2, levemente por encima de los 4.701 km2 del período enero-julio de 2019, según las observaciones satelitales del sistema DETER.

En el periodo agosto 2019-julio 2020 (año de referencia en el calendario de la deforestación), la tala alcanzó los 9.205 km2, 34,5% más que los 6.844 km2 registrados en el periodo agosto 2018-julio 2019. 

El vicepresidente Hamilton Mourao, que encabeza el Consejo Nacional de Amazonía, celebró los datos de julio, argumentando que reflejan una "inversión de la tendencia", lograda, según él, por el gobierno de Jair Bolsonaro.

Ambientalistas consideran prematuro afirmar que hubo una inflexión a la baja y señalan que, a pesar de que la deforestación de julio fue muy inferior a la de 2019, se trata aún de una superficie muy grande, superior a la de la ciudad de Sao Paulo.

"No podemos celebrar que no superó el récord de 2019. Esto es algo positivo, pero es importante entender que 1.600 km2 es mucho", dijo a la AFP Ane Alencar, directora de Ciencia del Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía (IPAM), una ONG científica.

Contenidos web relacionados