'Los Castaño nos mandaban a sembrar terror, masacrar y desplazar”: alias Nicolás
Red+ Noticias | Bogotá
23 de jul de 2021 19:57

La Comisión de la Verdad escuchó este viernes a Pastor Alape y Jhoverman Sánchez, ambos exintegrantes de las FARC-EP, así como al exparamilitar Carlos Antonio Moreno Tuberquia, alias Nicolás. Los tres excombatientes, quienes asistieron de manera voluntaria, manifestaron su motivación de entregarles la verdad a las víctimas del Urabá antioqueño.

Dos exguerrilleros y un exparamilitar estuvieron cara a cara en un encuentro de la Comisión de la Verdad en el que reconocieron su responsabilidad en hechos de violencia en el Urabá antioqueño. Se trata de Pastor Alape, Jhoverman Sánchez y Carlos Antonio Moreno Tuberquia.

  • Alape y Sánchez resaltaron que hay múltiples actores responsables, pero no identificaron alguno concreto, porque comentaron que la política de las FARC era dar la menor información posible sobre los financiadores o actores involucrados.
“A nosotros los Castaño nos daban la orden de sembrar el terror, de hacer masacres y desplazamiento para ir dejando las zonas solas y quitarle información y apoyo al enemigo, en ese caso a las FARC-EP”, relató Carlos Antonio Moreno Tuberquia, alias Nicolás.

Aclararon que las dinámicas de despojo de tierras permitieron que grandes gremios y ganaderos pudieran comprar las tierras a “precio de huevo”, según Alape, quien aseguró que el clan Castaño buscó hacer una tregua con las Farc. Sin  embargo, no prosperó.

“Llegó una comisión de Fidel Castaño, y mandaron unos delegados, pero las Farc no creía en la sinceridad de ese diálogo. Ese diálogo no avanzó dada la misma condición política que representaba Fidel Castaño”, detalló Alape.
  • Alias Nicolás, exintegrante del EPL, de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) y del Clan del Golfo, también señaló que el apoyo de las Fuerzas Militares y los gremios empresariales de la zona fueron claves porque el grupo paramilitar por sí solo no habría podido escalar la violencia.
“Tropas de la Brigada 17 del Ejército nos daban la lista de las personas que debíamos sacar. Algunos comandos especiales nos apoyaban cuando teníamos enfrentamientos muy grandes”, agregó.

Según el padre Francisco de Roux, del número de víctimas recopilados en los últimos 35 años se distribuye de la siguiente manera:

Contenidos web relacionados