Los argumentos de la Corte para enviar a la Fiscalía el caso contra Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos
Red+ Noticias | Bogotá
1 de sep de 2020 12:43

En una decisión unánime, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió este lunes, 31 de agosto, dejar en manos de la Fiscalía General de la Nación el proceso que adelanta en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez por soborno y fraude procesal. 

Por tratarse de una investigación sin relación con su cargo de congresista, sobre conductas como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal, la Corte Suprema de Justicia dejará a disposición del fiscal general de la Nación el proceso del exsenador Álvaro Uribe Vélez.

La decisión fue tomada teniendo en cuenta que el líder del Centro Democrático renunció a la curul que ostentaba en el Congreso de la República. Motivo por el cual, el alto tribunal entró a considerar si las conductas imputadas y por las cuales fue resuelta su situación jurídica estaban directamente relacionadas con su actividad como legislador. 

“La Sala Especial de Instrucción consideró que respecto de las conductas imputadas y por las cuales fue resuelta su situación jurídica con sujeción a la competencia conferida constitucional y legalmente a esta Corporación, por tratarse de delitos comunes y, además, por no encontrarse vínculo alguno de los hechos con la actividad funcional de legislador, o que fueran su necesaria consecuencia, o el medio y oportunidad propicia para su ejecución o un desviado o abusivo ejercicio de funciones, resolvió remitir el proceso a la Fiscalía General de la Nación para que, dentro del ámbito de sus competencias, continúe con la actuación respecto del excongresista Uribe Vélez”. Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia 

Aunque la entrega del expediente -compuesto por numerosos cuadernos- inició este martes, la Corte Suprema recordó que Uribe Vélez está cobijado bajo la medida de aseguramiento de detención preventiva que fue ordenada el pasado 4 de agosto y seguirá así hasta que la Fiscalía disponga algo diferente. 

Los magistrados además decretaron la ruptura de la unidad procesal para continuar con la investigación en contra del representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, quien también está vinculado al proceso y en su calidad de congresista seguirá siendo investigado por el alto tribunal.

Contenidos web relacionados