#JuegosOlímpicos | Tokio se viste de gala con la ceremonia de apertura
Red+ Internacional | Tokio, Japón
23 de jul de 2021 08:16

Tokio por fin tiene sus Juegos Olímpicos, y con la ceremonia de inauguración da vía libre a los sueños de miles de deportistas y cientos de países que buscarán la gloria. 

Al fin llegó el día que Japón llevaba esperando desde el 13 de septiembre de 2013, cuando Tokio fue elegida sede de los Juegos de 2020, con el inicio de la ceremonia de apertura de la edición más caótica y complicada de organizar del evento deportivo planetario en la era moderna.

Poco después comenzó la ceremonia de apertura en un Estadio Olímpico sin público por las restricciones sanitarias adoptadas para prevenir el avance de la pandemia de la covid-19.

Esta pandemia ya provocó el aplazamiento de un año de los Juegos, que tenían que haberse disputado en 2020, y que quedarán inaugurados oficialmente por el emperador Naruhito, con el posterior encendido del pebetero, que brillará hasta el próximo 8 de agosto.

  • En un contexto particular, con Tokio en estado de emergencia, la ceremonia, cuyos detalles se mantienen en secreto como manda la tradición, será "más simple y más sobria", han advertido los organizadores.

Si bien se mantiene el tradicional desfile de los deportistas que representarán a las 206 delegaciones participantes, que como gran novedad tendrá dos abanderados por país, un hombre y una mujer, la ceremonia se celebrará por primera vez en la historia sin público.

Pese a que las 68.000 plazas del Estadio Olímpico estarán vacías, la ceremonia sí cuenta con la presencia, reducida, de algunas personalidades como el emperador japonés Naruhito o la primera dama estadounidense, Jill Biden. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, será el único dirigente del G7 presente en Tokio, como máximo representante también de la próxima sede olímpica, París-2024.

La ceremonia contó con otros momentos tradicionales, como juramento olímpico o el encendido del pebetero, que marca el inicio oficial del evento, pero no habrá fiesta y la ambiente será diferente en los ya bautizados como 'los Juegos de la Pandemia'.  

El sondeo más reciente, publicado por el diario Asahi Shimbum, muestra que 55 % de los japoneses no quieren los Juegos.

Bach se ha esforzado durante los últimos meses por evitar la cancelación del evento, pero también ha admitido las dificultades: "En los últimos 15 meses hemos tenido que tomar muchas decisiones sobre bases muy inciertas. Teníamos dudas cada día. Hemos deliberado y discutido. Hubo noches sin dormir", dijo en la inauguración de la sesión del COI el martes.

Contenidos web relacionados