Foto
6 de ago de 2021 06:04
#JuegosOlímpicos | "Demostré que nada es imposible", celebra Lorena Arenas
Red+ Internacional | AFP | Sapporo, Tokio

Sandra Lorena Arenas no había pasado de la posición 30 en dos participaciones, pero en Mundiales sí que consiguió dos quintos puestos (2017 y 2019).

La marchista colombiana Sandra Lorena Arenas, plata en los 20 kilómetros marcha de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, se mostró exultante con su hazaña de este viernes en Sapporo, donde vivió el momento más importante de su carrera.

"Cada segundo, cada instante, cada milésima de segundo, todo valió la pena. Hubieron muchas cosas por las que tuve que pasar para lograr esto. Eso hace que sea cada vez más optimista. Demostré que no hay nada imposible en la vida, que todo sueño, con mucho esfuerzo y dedicación, se puede lograr", afirmó la marchista de 27 años de edad.
  • "Hacía mucho que pensaba en esto. Ganar una medalla es algo con lo que estaba soñado. Siento una felicidad enorme, apenas tengo palabras", apuntó.

En Juegos Olímpicos, Arenas no había pasado de la posición 30 en dos participaciones, pero en Mundiales sí que consiguió dos quintos puestos (2017 y 2019), por lo que ya sabía lo que era pelear por las medallas en una gran cita contra las mejores del mundo. Esta vez, al contrario que las anteriores, cumplió el objetivo de subirse al podio.

"He estado trabajando realmente duro para esto. Estuve cerca en el pasado (con los dos quintos puestos mundiales), así que conseguir ahora subir al podio es algo perfecto para mí. Verlo ahorita real, logrado, de verdad que es un orgullo para mí y para mi país. Gracias a todas las personas que siempre me han apoyado, a mi familia, al equipo multidisciplinar y a los entrenadores. Sin ellos no sería posible lograr esto. Quiero decirle a Colombia que este título también es para ellos", señaló.

Arenas terminó de segunda en la carrera, con un crono de 1 hora, 29 minutos y 37 segundos. Le superó la italiana Antonella Palmisano (1h29:12). Durante la carrera, la colombiana estuvo siempre atenta y en la parte delantera.

"Tenía mucho susto (antes de la carrera). Hacía tiempo que no sentía tanto susto, pero solo pensaba y le pedía a Dios que me diera la fortaleza y la inteligencia para lograrlo. Durante toda la carrera estuve demasiado tranquila. En una casi me caigo, en una tuve sensaciones de vómito, pero siempre tuve mucha tranquilidad. Hemos venido haciendo un gran trabajo con mi psicóloga", explicó.
  • En el último kilómetro, la atleta estuvo peleando por la plata con la brasileña Erica de Sena, que fue penalizada y tuvo que cumplir un par de minutos en la zona de retención, dejando vía libre a la colombiana para quedar segunda. 
"No estuve prestando atención a eso. Simplemente estuve concentrada en trabajar duro y hacer mi carrera", aseveró.
  • La marchista brasileña residente en Ecuador finalizó undécima y entre lágrimas tras haber visto esfumarse la medalla olímpica en el último suspiro.

Contenidos web relacionados