490x320 Carlos Ramírez y Mariana Pajón medallistas olímpicos del BMX Foto – COC. (1).jpg
8 de ago de 2021 14:48
#JuegosOlímpicos | El camino de los deportistas colombianos para ganar las cinco medallas en Tokio 2020
Red+ Noticias I Bogotá

Luis Javier Mosquera, Mariana Pajón, Carlos Ramírez, Anthony Zambrano y Lorena Arenas fueron los actores principales de Colombia en Tokio al conquistar cuatro medallas de plata y una de bronce. 

Si bien faltó el oro y entonar el Himno Nacional, Tokio 2020 dejó para Colombia el mejor registro de medallas de plata, con cuatro subtítulos y un tercer lugar que completa las cinco preseas, conquistadas por tres repitentes y dos que se estrenaron en el olimpo del medallero.

Para Luis Javier, la medalla significó tener un ascenso deportivo, porque tras el bronce de Rio 2016, ahora ascendió a la medalla de plata en Tokio 2020 y sueña con ser el primero en completar el podio olímpico en París 2024, donde buscar entonar el Himno Nacional.

“Para nadie es un secreto que los chinos en el levantamiento de pesas son unas máquinas también, pero bueno, nosotros los colombianos nos estamos volviendo una potencia del mundo y esperemos que en el nombre de Dios en los próximos Juegos Olímpicos podamos superar esta medalla””, dijo Luis Javier.

Tras Luis Javier llegó la alegría del ciclismo BMX, porque la película de Rio 2016 se repitió en Tokio y, aunque no se dio el oro, por terceros Juegos Olímpicos, esta disciplina del ciclismo le dio dos nuevas medallas al país. 

  • Con lesiones encima, el equipo de BMX llegó a Tokio para que Mariana Pajón se convirtiera en la primera triple medallista olímpica colombiana de la historia, al conquistar la presea de plata, que sumó a sus dos oros de Londres y Rio de Janeiro. Mariana se afianzó como la colombiana más ganadora del deporte olímpico.
“Yo creo que eso viene en la sangre y así somos todos, así somos los colombianos. Y puedes estar en lo más profundo, puedes escuchar miles de imposibles y miles de ´no´, pero si tú crees que lo puedes hacer, simplemente rómpelos y demuéstrales que sí se puede y que son sus propias limitaciones”, comentó Mariana.

Junto a Mariana llegó el tercer bronce del BMX masculino, ya que de nuevo Carlos Ramírez se subió al tercer cajón para reclamar su segundo bronce y entrar a la historia como otro doble medallista, como lo hizo Luis Javier días antes y como ya lo eran Caterine Ibargüen, Óscar Figueroa, Yuri Alvear, Jackeline Rentería y el jefe de misión en Tokio, Helmut Bellingrodt Wolff.

“Había mucha incertidumbre y todo era muy raro. No saben lo que me pasó por el cuerpo cuando se habló de cancelar los juegos por culpa de la pandemia. Después vino una preparación especial y para soñar en grande. Y aquí, la sacamos del estadio. Dejé el alma y dejé todo en la pista. Esto ya es una realidad gracias a Dios”, aseguró Ramírez.

El cierre del medallero lo dio el atletismo, que fue el deporte que más atletas clasificó a Tokio por Colombia y el de mejor rendimiento en medallas, porque dos preseas de plata dejaron al deporte base como la Federación más destacada, junto con otras dos acostumbradas a festejar en este tipo de eventos: ciclismo y levantamiento de pesas.

  • La primera alegría del atletismo la dio el ‘Fenómeno del Remate’ de los 400 metros del atletismo, el guajiro Anthony Zambrano, quien se ratificó como una realidad, porque tras el subtítulo del mundial de 2019 y las medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, ahora conquistó la medalla de plata en Tokio 2020, con un gran registro en la semifinal, al bajar de los 44 segundos.
“El esfuerzo y el sacrificio no es en vano. Aunque haya tenido muchas adversidades y muchos obstáculos, he llegado aquí firme y he llegado a batallar con otros países, con las potencias del atletismo del mundo. Y repito que soy el segundo mejor del mundo en los 400 metros planos”, destacó Anthony.

Y el cierre de las medallas, justamente lo dio la primera clasificada de Colombia a Tokio, la pereirana Lorena Arenas Campuzano, quien en los 20 kilómetros marcha, bajo el intenso calor de la histórica ciudad olímpica de Sapporo, se estrenó en el medallero olímpico colombiano al quedarse con la presea de plata.

“Cada segundo, cada instante, cada milésima de segunda cuenta, cada cosa valió la pena. Hubo muchas cosas por las que tuve que pasar para poder lograr esto, pero de verdad que esto hace que uno sea cada día más difícil , que sea más optimista y pueda trabajar para lograrlo. Con esto demuestro que no hay nada imposible en la vida y que todo sueño con mucho esfuerzo y dedicación se puede lograr”, manifestó Lorena.

Contenidos web relacionados