Joe Biden: entre las tragedias, los intentos fallidos y la recompensa
Red+ Internacional | AFP | Washington, EE. UU.
20 de ene de 2021 10:50

Transcurrido medio siglo en la arena política estadounidense, Joseph Robinette Biden Jr. finalmente accedió a la Casa Blanca este miércoles 20 de enero de 2021 para dar inicio a un mandato plagado de retos. Esta es su historia.

El demócrata Joe Biden ha sufrido profundas tragedias personales y ha visto ambiciones políticas frustradas, pero su promesa de unificar a los estadounidenses finalmente lo llevó a la Casa Blanca transcurrido casi medio siglo en Washington. 

En su tercera postulación presidencial, su victoria sobre Donald Trump lo dejó en la cúspide de una larga carrera política en pro de la conciliación de una nación profundamente polarizada. 

En su discurso de victoria en Wilmington, Delaware, el 7 de noviembre de 2020, el ahora mandatario agradeció a los votantes por una "victoria convincente", comprometiéndose una vez más a ser "un presidente que une, no que divide".

Rara vez dos candidatos presidenciales fueron tan disímiles como en la campaña de 2020, que enfrentó al veterano político Biden, exvicepresidente y exsenador, con el empresario multimillonario Trump, llegado hace cuatro años como un ‘outsider’ a la Oficina Oval.

Luego de competir por la Casa Blanca en 1987 y 2008, 'Joe, el de clase media' ha sido reivindicado en su ferviente creencia de que podía cambiar el tono en EE. UU.: de la ira y la suspicacia a la dignidad y el respeto.

Confiado, fue acumulando los votos electorales necesarios estado por estado durante cuatro largos días de conteo después de los comicios del 3 de noviembre del año pasado, incluido los de Delaware, donde residía, y los grandes premios de California y Nueva York, así como la capital estadounidense. Ahora, el presidente 46 electo de EE. UU. tiene mucho trabajo por delante.

Compasión genuina

Biden llegó a la arena política nacional con 29 años de edad, gracias a una sorpresiva victoria como candidato a senador por Delaware en 1972. 

Pero un mes después, la tragedia lo golpeó: su esposa Neilia y su hija de tan solo un año de edad Naomi murieron en un accidente automovilístico cuando estaban de compras navideñas. 

Los dos hijos de Biden resultaron gravemente heridos, pero sobrevivieron, aunque en 2015, el mayor, Beau, moriría de cáncer. Estas pérdidas forjaron la empatía que trasmite el jefe de Estado cuando interactúa con la gente. 

Sus habilidades políticas son incomparables: puede mostrar su sonrisa de un millón de vatios a estudiantes universitarios, compadecerse de los maquinistas desempleados de la zona industrial del Medio Oeste o dar una feroz amonestación a sus rivales. 

Aunque ya no tiene el dinamismo de cuando era vicepresidente de Barack Obama, Biden mantiene su sonrisa deslumbrante. Su andar, sin embargo, es más delicado y su cabello blanco luce más fino.

El presidente más longevo de EE. UU. comenzó su carrera en el Capitolio como uno de los senadores más jóvenes de la historia norteamericana. Pasó más de tres décadas en la cámara alta antes de ser mano derecha de Obama de 2009 a 2017. 

Histórico regreso

A pesar de ser el favorito de los demócratas, algunos lo consideraban demasiado viejo o demasiado centrista. Su campaña parecía encaminarse al desastre a principios de 2020 con decepcionantes derrotas en las primarias demócratas contra Bernie Sanders.

Pero Biden, a quien Obama llamó 'león de la historia estadounidense', regresó rugiendo en las internas en Carolina del Sur gracias al apoyo abrumador de los votantes afrodescendientes, una base crucial para todo demócrata. 

Lograr la nominación marcó un fuerte contraste con su retirada en 1988, cuando renunció en medio de acusaciones de plagio de un discurso del político británico Neil Kinnock. En 2008 no le fue mejor y abandonó la pugna después de reunir menos del 1 % de los votos en las asambleas de votantes de Iowa. 

Ese año finalmente fue elegido compañero de fórmula por Obama, quien le asignó supervisar la recuperación económica durante la Gran Recesión. 

Como senador, fue cuestionado, incluso por Kamala Harris -su vicepresidenta-, por asociarse con conocidos segregacionistas y oponerse a las políticas de transporte de la década de 1970 para que niños afroamericanos asistieran a escuelas predominantemente blancas. 

También fue criticado por ayudar a redactar una ley contra el crimen en 1994 que muchos demócratas creen que aumento los encarcelamientos, afectando de manera desproporcionada a los afroestadounidenses, lo que Biden consideró años después un "error".

"Cuando te tumban, te pones de pie"

Joseph Robinette Biden Jr. nació el 20 de noviembre de 1942 y creció en Scranton, Pensilvania, en una familia de origen irlandés muy católica. 

Su padre era vendedor de autos, pero en la década de 1950 perdió su trabajo y la familia se mudó al vecino estado de Delaware cuando él tenía 10 años de edad. "Mi papá siempre decía: 'Campeón, cuando te tumban, te pones de pie'", cuenta Biden. 

En Delaware, trabajó de joven como salvavidas en una piscina de un barrio afro y allí aprendió de las injusticias y desigualdades que afectan a esta comunidad, lo que despertó su interés por la política.

Biden estudió en la Universidad de Delaware y en la facultad de Derecho de la Universidad de Syracuse. De niño sufrió por un tartamudeo, pero lo superó y desde entonces apoya a otros del "mismo club", como contó un adolescente en una convención demócrata al agradecerle sus consejos.

Después de la tragedia en la que perdió a su primera esposa y a su pequeña hija, conoció a Jill Jacobs, con quien está casado desde 1977 y define como la mujer que "volvió a unir" a su familia.

Contenidos web relacionados