Foto
8 de jun de 2021 13:33
Investigan a Renault por presunto "fraude" en controles anticontaminación
Red+ Noticias | AFP | Paris, Francia

Un caso similar ocurrió en otoño de 2015, cuando Volkswagen reconoció que había equipado 11 millones de vehículos diésel con un programa que podía disimular las emisiones de gases.

El fabricante automovilístico francés Renault anunció el martes que está siendo investigado por un presunto fraude en los controles anticontaminación de motores diésel de viejos vehículos.

La justicia europea había abierto a finales de 2020 la posibilidad de investigar en Francia a los fabricantes de automóviles implicados en el escándalo conocido como "dieselgate", que en 2015 sacudió al sector en Alemania, y que acabó costando miles de millones de dólares a los fabricantes.

Volkswagen reconoció en otoño de 2015 que había equipado 11 millones de vehículos diésel con un programa que podía disimular las emisiones de gases, que llegaban en algunos casos a superar 40 veces los límites legales, por lo que tuvo que pagar más de 30.000 millones de dólares en EE. UU., donde se declaró culpable de fraude.

Renault deberá por el momento pagar una fianza de 20 millones de euros (unos USD 24 millones) y una garantía bancaria suplementaria de 60 millones de euros en caso de posibles indemnizaciones, precisó la empresa en su comunicado.

  • El fabricante contestó que no había cometido “ni la más mínima infracción" y destacó que "sus vehículos no están equipados con programas de fraude para los dispositivos de descontaminación".

Contenidos web relacionados