Foto
26 de feb de 2021 14:50
Incesante lucha por comunidades indígenas colombianas: el CRIC cumple 50 años
Red+ Noticias | Anadolu | Bogotá

El Consejo Regional Indígena del Cauca alberga a más de 80 resguardos con ocho pueblos como los Nasa, Totoroes, Inganos y Guanacos.

En febrero de 1971, en Toribío, Cauca, nació el Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC-, una asociación de autoridades a la cual pertenece el 90 % de los cabildos y comunidades ancestrales de este departamento del sur de Colombia. 

  • Siete meses después de su nacimiento, en septiembre, Tacueyó fue la sede del segundo congreso del CRIC, en donde fue definido el programa político de su plataforma de lucha: 
“Recuperar las tierras de los resguardos y ampliarlos, fortalecer los cabildos, no pagar terraje -renta que se paga por labrar una tierra-, dar a conocer las leyes sobre indígenas y exigir su justa aplicación, defender la historia, la lengua y las costumbres propias y formar profesores nativos”. 

Así inició la lucha por la tradición, misma que en congresos posteriores añadió puntos como robustecer las empresas económicas y comunitarias, defender los recursos naturales y ambientales de sus territorios y defender la familia.

  • Pilares que construyeron el cuerpo de un movimiento que retomó enseñanzas de líderes como La Gaitana, Juan Tama y Manuel Quintín Lame.

Este viernes -medio siglo después-, más de 80 resguardos con ocho pueblos indígenas como los Nasa, Totoroes, Inganos y Guanacos, entre muchos otros, han unido sus fuerzas al CRIC, organización que en medio de la celebración declaró: 

“Las relaciones con el Gobierno nacional (…) a lo largo de estos cincuenta años de historia, han estado marcadas por una constante reivindicación de derechos indígenas que los distintos gobiernos se han negado a reconocer y a posibilitar de una manera efectiva, lo que ha llevado a constantes movilizaciones por parte de los pueblos indígenas y a la firma de acuerdos que los gobiernos incumplen sistemáticamente”.

Situación que cinco décadas después no cambia. Datos de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC-, cofundada por la CRIC, señalan: 

“Entre noviembre de 2016 y julio de 2017, posterior a la firma de los acuerdos entre el Gobierno y las Farc, ocurrieron 4.508 casos de violaciones a los DD. HH. e infracciones al Derecho Internacional Humanitario en territorios indígenas. Incluso antes, durante los diálogos, fueron asesinados cerca de 60 indígenas”. 
  • Ahora, medio siglo más tarde, miembros del CRIC siguen acudiendo a las mingas -como la de octubre pasado- para hacer respetar sus derechos y el de las comunidades a las que representan. ¿Cambiará algún día la situación para nuestros indígenas? 

Contenidos web relacionados