1200x628 Verónica Alcocer y Gustavo Petro. Foto Twitter @Veronicalcocerg.jpg
5 de ago de 2022 22:23
Gustavo Petro y Verónica Alcocer, una historia de amor endulzada con política
Red+ Noticias | Bogotá

El presidente electo Gustavo Petro y Verónica Alcocer llevan 22 años juntos, en donde los obstáculos han estado directamente relacionados con ideales políticos. Conozca los detalles de este romance.

La historia de amor entre el presidente electo Gustavo Petro y Verónica Alcocer García comenzó al inicio de este siglo. Ella, una joven estudiante de derecho y él, un político veterano que en medio de la cotidianidad de la vida académica y política coincidieron.

Todo comenzó en el 2000, año en el que Petro viajó hasta Sincelejo (Sucre) para dictar una conferencia en la Corporación Universitaria del Caribe, institución de educación superior donde estudiaba Verónica. Ninguno de los dos se conocían entre sí.

Guiada por el espíritu de escuchar y aprender, ella entró a la conferencia dictada por Petro; lo que no se imaginaba era que esa decisión la uniría sentimentalmente con el ahora presidente electo. 

Él, como buen orador, sorprendió a Alcocer por su elocuencia y manejo de público. Ella le hizo saber a un amigo -sin tener expectativas románticas- que le gustaba la forma de expresarse de Petro.

El destino parecía tener todo planeado, pues un amigo de Verónica conocía a Petro y se lo presentó. Al parecer, la conexión entre los dos fue como amor a primera vista. Él anonadado por el porte y la belleza de Verónica -quien para ese entonces tenía 24 años de edad- y ella sorprendida por el nivel intelectual de Gustavo Petro.

Aunque Petro en ese momento tenía 40 años de edad, eso no fue problema para que el amor saliera a flote. Siguieron viéndose y decidieron empezar un romance, historia sentimental que evolucionó rápidamente. 

Sin embargo, presentar a Petro a su familia no fue tarea fácil. Verónica cuenta que al inicio de la relación se opuso su padre Jorge Emilio Alcocer, un fiel seguidor del Partido Conservador. Más adelante las cosas fueron fluyendo y la relación siguió firme.

“Yo tengo familia que todavía no se sobrepone al tema político. No soy invitada a los eventos de mi familia”, dijo Verónica en entrevista con Caracol Radio explicando el precio que le ha costado la unión con Petro.

Se casaron el 17 de diciembre del año 2000. De ese matrimonio nacieron Sofía y Antonella, quienes en esta campaña presidencial fueron bastante visibles.

Petro siempre se ha mostrado distante, serio y de hecho casi nunca habla de su esposa. Solo hasta este año decidió darle más protagonismo en las campañas. Ella dice que antes prefería mantenerse al margen y apoyarlo desde otros escenarios.

La tercera candidatura presidencial fue la vencida y mostrar el amor que hay entre ellos dos fue clave. 

Alcocer lo describe como un hombre pacífico y callado; además de hogareño: “Siempre mi marido ha sido el conciliador de la casa. Es el que llama al diálogo”.

Él, en medio de su personalidad, supo darle el lugar a Verónica. Así lo hizo el pasado 19 de junio cuando fue elegido presidente de Colombia. 

“Quiero agradecer a Verónica. Me ha aguantado durante años (...). Ha logrado un espacio de liderazgo propio”, dijo Petro agarrándole la mano y posteriormente dándole un beso que quedó en la memoria de miles de colombianos.

“Mi presidente, te amo”, escribió ella en Twitter recordando esa romántica escena.

Petro y Alcocer, sin duda, son una pareja de esposos donde ambos tienen liderazgo e iniciativa. Restará ver cómo será el trato que mantendrán ante los colombianos desde este 7 de agosto cuando ella sea oficialmente primera dama de la Nación y él presidente de la República de Colombia.

Contenidos web relacionados