Foto
3 de may de 2020 11:32
‘Hay enorme evidencia de que el COVID-19 tuvo origen en un laboratorio chino’, dice EE.UU.
Red+ internacional, con AFP | Washington, EE. UU. | Salud | Red+

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, dijo este domingo que existe una “enorme” cantidad de pruebas de que la pandemia del nuevo coronavirus tuvo origen en un laboratorio de Wuhan, ciudad cuna de la enfermedad.

“Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó”, indicó a la cadena ABC, sin especificar si creía que el virus había sido liberado intencionalmente.

No obstante, Pompeo expresó estar de acuerdo con la declaración hecha el pasado jueves por inteligencia de EE. UU., que coincidió “con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente”.

“Creo que todo el mundo puede verlo ahora. Recuerden, China tiene un historial de infectar al mundo y administrar laboratorios de baja calidad”.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE. UU.

El jefe de la diplomacia estadounidense señaló que, al principio, China trató de minimizar el coronavirus con “un clásico esfuerzo de desinformación comunista, eso creó un enorme riesgo”, y agregó que con el presidente Donald Trump harán rendir cuentas a los responsables.

Contenidos web relacionados