Gustavo Petro en el centro de Bogotá el 6 de agosto de 2022 - Foto Reuters.
7 de ago de 2022 07:00
De la mano de Gustavo Petro como presidente, Colombia gira hacia la izquierda
Red+ Noticias | AFP | Bogotá

Desde la céntrica Plaza de Bolívar, Gustavo Petro cumplirá uno de los sueños que ha perseguido durante su carrera política.

Colombia tendrá, a partir de este domingo, su primer gobierno de izquierda de la mano de Gustavo Petro, quien planteó un gran acuerdo nacional para sacar adelante ambiciosas reformas ante la división del país.

El pasado 19 de junio, Petro quebró la tradición de mandatarios conservadores y liberales al imponerse en segunda vuelta con 50,4 % de los votos, derrotando al exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández (47,3 %). 

Con una ventaja de 700.601 votos, el entonces senador de la República convenció a la mitad de los colombianos con su plan para transformar un país con la segunda brecha más amplia entre ricos y pobres en Latinoamérica y azotado por la violencia del narcotráfico.



En su discurso de victoria, hace más de un mes, Petro dejó de lado las ideas radicales e invitó a las "dos Colombias" que se manifestaron en las urnas a un "gran acuerdo nacional para construir los máximos consensos" en torno a las reformas que propuso en campaña.

"El cambio consiste precisamente en dejar el odio atrás, en dejar los sectarismos atrás. Las elecciones más o menos mostraron dos Colombias cercanas en términos de votos. Nosotros queremos que Colombia en medio de su diversidad sea una", afirmó el exalcalde de Bogotá.

Petro asumirá el poder este domingo 7 de agosto junto a su vicepresidenta Francia Márquez, la primera mujer afrodescendiente en llegar a las altas esferas del poder.


Foto: Reuters.

El líder del Pacto Histórico pretende robustecer el Estado para mejorar los servicios de salud y educación universitaria, cobrar más impuestos a los ricos y darle paso a una transición energética para dejar atrás el petróleo.

También planea entablar diálogos de paz con el Eln, la última guerrilla reconocida en Colombia, al igual que con otros grupos armados ilegales que así lo deseen.

Petro será el primer exguerrillero en dirigir una fuerza armada de unos 400.000 militares y policías, la segunda más grande de la región después de Brasil, en medio del conflicto que todavía persiste con grupos armados que se financian con el tráfico de drogas y la minería ilegal.

Contenidos web relacionados