Foto
29 de may de 2021 19:08
‘¡En el séptimo cielo!’: hinchas del Chelsea festejan en Oporto
Red+ Noticias | AFP | Oporto, Portugal

Con cánticos y lanzando cerveza por los aires, decenas de hinchas del Chelsea celebraron la segunda Liga de Campeones del equipo inglés.

Reunidos en el centro de Oporto, los hinchas del Chelsea que no pudieron entrar en el estadio del Dragón celebraron a lo grande la victoria del club londinense en la final de la Liga de Campeones, en la que venció 1-0 al Manchester City. 

Con cánticos, festejos y lanzando cerveza por los aires cuando sonó el pitido final, centenares de aficionados acompañaron la final desde la avenida de los Aliados, principal arteria del centro de la ciudad, a dos pasos de una réplica gigante del trofeo de la Champions.

"Estoy muy feliz, ¡esta noche estoy en el séptimo cielo!", declaró Kerry Wallen, un londinense con 37 años de edad, que celebraba la conquista de la segunda Liga de Campeones en la historia del club, después del título ganado en 2012.

"No confiaba mucho antes del partido, el City era el gran favorito, pero nuestros jugadores han estado increíbles", declaró Edward Smith, procedente de Birmingham, mientras otros aficionados aprovechaban para hacerse con banderines y decoraciones del Chelsea colocadas en la 'fan zone'.

Esos actos obligaron a intervenir a las fuerzas del orden para evacuar el lugar y mantener la calma en las celebraciones, sin recurrir a la fuerza.

Los aficionados del Chelsea llegaron entonces frente al Ayuntamiento de Oporto con cánticos de "¡Campeones de Europa! ¡Campeones de Europa!".

  • "El City ha estado fatal y N'Golo Kanté, nuestro orgullo nacional, ha sido excelente", celebró Lenny Renault, un estudiante francés de Fisioterapia en Oporto.

"Estoy muy contento. He necesitado casi diez años para tener de nuevo este sabor", añadió Manuel Porto, un mecánico con 27 años de edad que llegó por la tarde a Oporto desde La Coruña, en Galicia, España.

En la 'fan zone' del Manchester City en la segunda ciudad portuguesa, situada a orillas del río Duero, el tanto del atacante alemán Kai Havertz en el minuto 42 dejó los ánimos congelados, en un momento en el que un ligero viento frío comenzaba a soplar.

"Tengo la impresión de que a pesar de nuestros buenos jugadores, no conseguiremos nunca ganar la Liga de Campeones", afirmó -con tono de resignación- Megan Howard, una aficionada del City, triste por las calles de Oporto.

Contenidos web relacionados