Foto
7 de ene de 2021 14:21
“El sistema electoral estadounidense es arcaico”, dice Rusia
Red+ Internacional | Anadolu | Rusia

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, aseguró que las protestas de los partidarios de Donald Trump en la capital de EE. UU. ocurrieron debido a las imperfecciones del su sistema electoral. 

El sistema electoral estadounidense es "arcaico" y "no cumple con los estándares democráticos modernos", manifestó este jueves la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, quien agregó que Rusia considera los disturbios en Washington como un "asunto interno" de EE. UU.

  • En declaraciones a periodistas en Moscú, Zakharova aseguró que las protestas de los partidarios del presidente Donald Trump en la capital de EE. UU. ocurrieron gracias a las imperfecciones del sistema electoral estadounidense.
"El sistema electoral estadounidense crea oportunidades para numerosas violaciones y los medios estadounidenses se han convertido en una herramienta de lucha política. Esta es en gran parte la razón de la división de la sociedad que ahora se observa en Estados Unidos. Deseamos que el amable pueblo estadounidense supere este dramático momento en su propia historia con dignidad", explicó Zakharova.

En una declaración separada, Vyacheslav Volodin, el presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso, la Duma Estatal, dijo que después de los eventos recientes, EE. UU. no puede ser considerado como un ejemplo de democracia.

"Estamos al borde de una reevaluación de los estándares que está promoviendo Estados Unidos, que está exportando su visión de la democracia y los sistemas político-partidarios a todo el mundo. Aquellos a quienes les guste referirse a ellos como ejemplo también tendrán que reconsiderar sus opiniones", destacó Volodin.
  • Los eventos en el país norteamericano requieren un análisis y una evaluación serios, pero ya está claro que el sistema político estadounidense está en una profunda crisis, agregó el funcionario.

En la tarde del miércoles, decenas de seguidores de Trump ocuparon las oficinas del Capitolio después de que el presidente saliente les pidiera marchar a la sede legislativa para defender sus votos en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre. El Congreso adelantaba una sesión para certificar los votos de los 50 colegios electorales que confirmarían la victoria de Biden.

  • El hecho fue condenado por los legisladores demócratas y republicanos unánimemente, quienes lo calificaron como un "golpe de Estado" y un "acto despreciable de terrorismo y vergüenza nacional".

Contenidos web relacionados