490X320 Álvaro Lemmon El hombre caimán humorista - Foto tomada de www.italentt.com.jpg
27 de ene de 2021 18:05
El pedido de ‘El hombre caimán’ a su público ‘muñeca e’ burro…’
Red+ Noticias | Por Andrés Marín Martínez - @andresymarin | Plato, Magdalena

Desde Plato, Magdalena, Álvaro Lemmon, el hombre que divirtió a los colombianos durante más de 45 años en el tradicional programa de humor Sábados Felices, se la ha jugado por incursionar en redes sociales para mantener a flote su carrera humorística.

En Twitter, Álvaro Lemmon invita a seguidores y fanáticos “para que hagan sus videos… ¡Chéveres! por Internet, con ‘El hombre caimán’”.

  • Ha pasado más de un año desde que Álvaro Lemmon salió de Sábados Felices. Dice que lo liquidaron con $ 9’000.000 después de 46 años de labores. Los tiempos de pandemia lo han llevado a considerar que esa relación laboral no terminó como él se la merecía.

A los 75 años de edad, 'El hombre caimán' siente que está "más bueno que el 'puchas'", tanto es que su esposa está feliz con él; una sentencia que lo resume todo y que acompaña con una pícara carcajada…

Lemmon nació el 13 de junio de 1945. Vive en Plato, Magdalena. Desde su encierro voluntario, para evitar el nuevo coronavirus, sostiene que no le da ni gripa. Dice querer a todo el mundo, que no se mete con nadie, pero que le hace falta la plata.

De allí su oferta digital, para que los colombianos lo contraten y directamente. Uno le pinta la idea y él se inspira para dejar el mensaje en una pieza audiovisual que llevará la firma de este hombre que tanto nos ha hecho reír con sus improvisaciones.

“No te cobro caro… ¡Hazlo, hazlo, hazlo, hazlo ya! No pierdas tiempo, recuérdalo, ‘El hombre caimán’, muñeca e’ burro, sí señor. Te hace un video bien chévere… El que pida más que le piquen caña…”, dice Lemmon en Twitter.

Álvaro Lemmon agrega un pedido más a sus compatriotas, por medio de Red+ Noticias: “Recuerden, siempre, que fui un humorista que estuvo pendiente de todo. Jamás hablen mal de Álvaro Lemmon. He sido loco, pero he sido un man chévere…”

Este magdalenense, como muchos seres humanos, anda por estos días, más que antes, con el propósito de rebuscarse el billete, pues la vida nos cambió a todos. Por eso este intento: “¡Llamen a mi teléfono: 3143897146; y hacemos el contratico…!”

Contenidos web relacionados