490X320 El presidente de Colombia Ernesto Samper (D) y el presidente electo Andrés Pastrana brindan. Foto Marcelo Salinas - Pedro Ugarte - AFP
9 de oct de 2020 00:33
El par de trompadas digitales que se metieron Pastrana y Samper
Red+ Noticias - Andrés Marín Martínez - @andresymarin | Bogotá D.C.

Los expresidentes colombianos Ernesto Samper y Andrés Pastrana se pusieron los guantes para lanzarse solo dos golpes en un round que duró 22 minutos. Los mismos púgiles ya se habían enfrentado en otro 'cuadrilátero' en 1994.

Hace 22 años los vimos abrazarse el 7 de agosto de 1998, justo cuando el conservador Andrés Pastrana asumía la Presidencia de la República y la recibía de manos de su inmediato antecesor, el liberal Ernesto Samper.

  • Con sus Everfit, seguramente nuevos, mandatario saliente y entrante posaron sus manos cerca de los hombros del otro en señal de bienvenida y despedida. Ahí ya no había que chocar los guantes. Todo era sonrisas y se avecinaba una fiesta de la hipocresía.

Samper, feliz, lograba salir incólume de una presidencia ensombrecida por el narcotráfico; y Pastrana, animado, venía de vencer al propio Samper en las urnas, pues Horacio Serpa, mano derecha del presidente saliente, volvía a quedar relegado en el subcampeonato de la política colombiana.

El abrazo no era menor, pues su encuentro rememoraba el combate que habían sostenido en 1994, cuando Samper se llevó el 'cinturón'.

¡Quién lo creyera!, sonrientes también los vimos brindar con champaña hace 22 años y en este aciago 2020 decidieron 'cascarse' en Twitter con una diferencia de 22 minutos.

Eran las 8:11 p.m. de este jueves 8 de octubre cuando Pastrana salió, de manera inesperada con este derechazo en el ring digital:

"El narcotráfico, viejo socio del cartel de las Farc y patrocinador de @ernestosamperp, siempre ha estado en primera línea de las hipótesis en torno al magnicidio. ‘Timochenko’ y ‘Tornillo’ deben revelar ante la Fiscalía las intimidades y detalles de esta alianza".

El tiempo pasaba y Samper seguramente estaba contando algún chiste, como suele hacerlo, o tendría lejos el teléfono móvil o estaría lamiéndose la herida causada por el conservador.

El conteo fue largo… En Twitter contaban los minutos: ¡uno, dos, tres… once, veintidós…! Samper ripostó a las 8:33 p.m. con esta izquierda:

"El expresidente @AndresPastrana_, en lugar de andar de censor moral de todo el mundo, debería contarle al país cuáles fueron sus relaciones con el pedófilo Jeffrey Epstein y en qué sitios y ocasiones estuvo con él y su proxeneta".

Se trataron de 'arrobas' (@) y todo, como para estar seguros de que el otro hubiera recibido el mamonazo.

Hasta ahí fue. ¡No fue más! No hubo respuesta.

La pelea quedó a medias. Aún no hay ganador entre los 'honorables' miembros del club de los ex. La campana no suena para estos campeones de la política. Pero como a los boxeadores de verdad, caídos en desgracia, en ruina, todavía les resuena en sus oídos las victorias pasadas.

Pastrana y Samper debieron quedar sentados en las poltronas de este ring de cuentas verificadas y rendidos de 'semejante' agarrón con los mentones ardorosos. Pero qué más da, ahí permanecerán agotados a la espera del cheque mensual por 32 millones de pesos, que reciben no por peleas sino por sus pensiones vitalicias, incomparables con las que reciben otras glorias del deporte nacional.

  • Se levantarán entonces para salir a la calle a ver quién les grita: ¡Campeón...! Y automáticamente alzarán de nuevo los brazos, creerse victoriosos, lanzando puñetazos al aire, revestidos de júbilo por triunfos rancios sin importar que hoy ni siquiera tienen el peso suficiente para ganarse aunque sea una pelea en Twitter.

________________________________

Andrés Pastrana, en calidad de candidato a la Presidencia del Partido Conservador de Colombia, muestra una señal de victoria a sus seguidores después de votar el 19 de junio de 1994 en una segunda vuelta. Foto Matias Recart - AFP.

El presidente electo de Colombia, Ernesto Samper en 1994, reconoce a una multitud de seguidores en un centro de convenciones momentos antes de anunciar su victoria sobre su oponente, Andrés Pastrana, el 19 de junio de 1994. Foto Roberto Schmidt - AFP.

_______________________________________________________

Lea también otra crónica de Andrés Marín Martínez:
Crónica | Indignación, protestas, disturbios y vandalismo... ¡Recuento de un día de furia!

_______________________________________________________

El trino de Andrés Pastrana

La respuesta de Ernesto Samper

Contenidos web relacionados