El canto a la libertad y la justicia de Jennifer López durante posesión de Biden
Red+ Noticias | Internacional
20 de ene de 2021 12:12

Jennifer López, la cantante latina del Bronx, no solo brilló en la ceremonia de investidura del presidente estadounidense Joe Biden este miércoles: también se las arregló para pedir "unidad" a toda la población en español en este país donde los hispanos son la primera minoría.

  • J.Lo, vestida de blanco de pies a cabeza y con profusas joyas en sus orejas, manos y muñecas, cantó el clásico "This land is your land" (Esta tierra es tu tierra), una tonada de matices socialistas que Woody Guthrie supuestamente escribió en respuesta a la más nacionalista "God Bless America".

La cantante de origen puertorriqueño, criada en el Bronx de Nueva York, siguió luego con "America the Beautiful", y al final gritó en español: "¡Una nación bajo Dios, indivisible, con unidad y justicia para todos!".

  • J.Lo, de largo cabello atado en una cola de caballo, vistió un pantalón ancho blanco con un cinturón de cadenas y una blusa blanca con grandes volados en el pecho, así como un abrigo blanco largo, todo de Chanel.

Minutos antes, otra "neoyorriqueña" del Bronx había participado en la ceremonia, aunque más sobria, de toga negra hasta el piso: la jueza de la Suprema Corte Sonia Sotomayor prestó juramento a Kamala Harris, la primera vicepresidenta negra y de origen indio de Estados Unidos.

  • Los hispanos en Estados Unidos, más de 60 millones (18% de la población), se hicieron así presentes en la investidura.

De los aproximadamente 20 millones que votaron en las presidenciales de noviembre un 70% lo hizo por Biden, y cerca de un tercio por Trump, aunque el expresidente llevó a cabo una dura política antiinmigratoria durante sus cuatro años de gobierno.

Foto Reuters.

La cantante Lady Gaga, también se robó el show al entonar el himno nacional con un vestido inmenso de fiesta de torso azul noche cerrado hasta el cuello y amplísima falda roja con cola de la marca parisina Schiaparelli, diseñado por su director artístico, Daniel Roseberry, así como con un inmenso broche dorado de una paloma de la paz sobre el corazón.

"Como un estadounidense que vive en París, este atuendo es una carta de amor al país que tanto extraño y a una artista cuyo trabajo admiro desde hace mucho tiempo", dijo Roseberry al New York Times.

Foto Reuters.

Foto Reuters.

Contenidos web relacionados