Foto
30 de sep de 2020 10:51
EE. UU., dividido por el nombramiento del próximo juez de la Corte Suprema
Red+ Internacional | Anadolu | Washington, EE. UU.

A un mes y cuatro días de celebrar las elecciones presidenciales en EE. UU. un voto conservador como el que podría tener Amy Coney Barrett, la nominada por Trump al alto tribunal, podría cambiar la tendencia sobre migración y fondos entregados a organizaciones proaborto. 

A la lucha por la Casa Blanca -a propósito de las elecciones presidenciales del próximo 4 de noviembre- se sumó la disputa por la elección de la próxima jueza de la Corte Suprema del país. La elección puede cambiar el rumbo de la Corte hacia un camino de decisiones mucho más conservadoras durante los próximos años. 

¿Por qué es tan importante la elección del próximo juez y por qué republicanos y demócratas se enfrentan por el momento en que debe ser escogido el alto funcionario judicial, previo a las elecciones presidenciales y en medio de un panorama político sin precedentes?

En las encuestas previas a las elecciones presidenciales de 2016, la cuarta parte de los electores que votó por Donald Trump, señaló que la competencia del presidente para nominar a jueces conservadores, era determinante a la hora de emitir su voto. La elección del próximo juez puede influir en las elecciones presidenciales que se realizan en menos de seis semanas.

La tendencia del voto en la Corte Suprema en temas relevantes puede cambiar, si la elegida es de tendencia conservadora. El presidente Donald Trump nominó este fin de semana a Amy Coney Barrett, una jueza de línea ultra conservadora que podría eliminar programas de Gobierno establecidos en administraciones anteriores.

Además, un voto conservador puede cambiar el panorama para bloquear a organizaciones, entidades y ciudades que están a favor del aborto. Esta sería otra victoria para el presidente y los grupos de derecha ultraconservadores.

“Si llega un juez conservador es posible que con base en su pensamiento o ideología, pueda revertir las decisiones que se han tomado en estos temas (…) Una tendencia conservadora podría bloquear muchas tendencias hasta de migración. La agenda progresista establece libertades de derechos humanos y de derechos migratorios. Con la elección de un juez conservador, la corte quedaría solo con dos jueces de tendencia progresista”. Roberto Sarmiento, abogado experto

Un nuevo voto conservador dentro de la Corte también podría cambiar tendencias en el tema migratorio. Así como la Corte Suprema falló en junio pasado a favor de los inmigrantes amparados en DACA -al declarar inconstitucional la orden de Trump que buscaba poner fin al programa para los inmigrantes latinos- los jueces podrían también avalar políticas antiinmigrantes.

Proceso de elección

Luego de la presentación de la aspirante de Trump el fin de semana, ahora el proceso está en manos del Senado. Ahí, mediante una votación, demócratas y republicanos decidirán si Amy Coney Barret es la siguiente jueza, que sustituirá a Bader Ginsburg.

Desde antes de la nominación de la Casa Blanca, los republicanos han dicho que harán todo lo que esté a su alcance para ratificar el nombramiento de Trump. El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, dijo que su bancada está lista para elegir a la próxima jueza previo a las elecciones de noviembre.

Está previsto que las entrevistas a Coney Barret inicien el 12 de octubre, solo tres semanas antes de las elecciones presidenciales. Los jueces se mantienen en la Corte de manera vitalicia o hasta que por motivos de fuerza mayor deban renunciar a su cargo.

Coney es considerada como uno de los fuertes pilares de la “derecha religiosa ultraconservadora”, por eso las críticas de algunos demócratas quienes creen que su creencia religiosa influirá a la hora de tomar decisiones trascendentales en la Corte.

Una vez el Comité aprueba la nominación, el pleno del Senado necesita 51 de 100 votos para lograr el nombramiento de Coney y por ahora el partido de Trump cuenta con 53 senadores. Pero si en la votación se llega a un 50-50, el vicepresidente Mike Pence deberá romper el empate.

Contenidos web relacionados