Foto
8 de feb de 2021 10:03
EE. UU. va a reintegrarse en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU
Red+ Internacional | AFP | Washington, EE. UU.

El presidente Biden "dio instrucciones al Departamento de Estado para que se implique de forma inmediata y contundente" en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

EE. UU. anunció este lunes su intención de implicarse de nuevo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, marcando una ruptura con el gobierno del expresidente Donald Trump, que abandonó el organismo en 2018 acusándolo de hipocresía.

  • El jefe de la diplomacia estadounidense, Anthony Blinken, mediante un comunicado, dijo saber que el Consejo "es un órgano lleno de defectos, que necesita reformar su programa, sus miembros y sus prioridades, incluida la atención desproporcionada que presta a Israel".
"Para poder hacer frente a las deficiencias del Consejo y garantizar que cumpla su mandato, Estados Unidos debe estar presente en la mesa y hacer uso de todo el peso de nuestro papel de punta de lanza en materia diplomática", subrayó.

Ese vacío "ha sido aprovechado por países que tienen una agenda autoritaria", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, sin dar nombres, pero aludiendo claramente a China y Rusia, entre otros.

En un mensaje pregrabado que se transmitió en una reunión del Consejo, el encargado de negocios de EE. UU., Mark Cassayre, afirmó por su parte que "la forma más eficaz de reformar y mejorar el Consejo es trabajar con él".

Cassayre destacó que estando de nuevo "alrededor de la mesa, queremos asegurarnos de que [el Consejo] pueda cumplir su papel" en "la lucha contra la tiranía y la injusticia".

  • El Consejo está integrado por 47 Estados miembros, algunos de los cuales son denunciados periódicamente por sus abusos contra los derechos humanos, elegidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

EE. UU. retomará su papel con su estatuto de observador "y tendrá la oportunidad (...) de dirigirse al Consejo, participar en negociaciones y aliarse con otros para presentar resoluciones", precisó Bliken.

Su mandato también estuvo marcado por la retirada del país del acuerdo sobre el clima de París, el inicio de la salida de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su estrategia para paralizar la Organización Mundial de Comercio (OMC).

  • La nueva administración había anunciado desde su primer día el regreso de EE. UU. a los acuerdos climáticos y a la OMS.

Contenidos web relacionados