EE. UU. pide a Brasil evitar la oferta 5G de Huawei
Red+ Noticias | AFP | Brasil
29 de jul de 2020 17:45

El embajador de EE. UU. en Brasil alertó al Gobierno brasileño sobre posibles "consecuencias" si autorizan la tecnología china de Huawei en la red de 5G en ese país, donde esta subasta está prevista para el próximo año.

El máximo diplomático de EE. UU. en Brasil dijo en una entrevista que el gigante suramericano podría sufrir "consecuencias" si permite que la firma china Huawei Technologies participe en su red 5G, en relación con las advertencias de Washington de que Pekín no protege la propiedad intelectual.

  • El gobierno estadounidense ha aumentado sus esfuerzos para limitar el papel de Huawei en el desarrollo de la tecnología de alta velocidad en la mayor economía de América Latina. Según cree, Huawei podría entregar datos al Gobierno chino para espionaje, una acusación rechazada por la compañía.

El embajador estadounidense, Todd Chapman, dijo al diario O Globo que Brasil no sufrirá represalias por elegir a Huawei, aunque sí podría enfrentar consecuencias.

"Cada país es responsable de sus decisiones. Las consecuencias que estamos viendo en el mundo es que las firmas implicadas en propiedad intelectual tienen miedo de hacer inversiones en países en la que esta no se protege". Todd Champan, embajador de EE. UU. en Brasil.

Chapman dijo que la Corporación de Desarrollo Internacional de las Finanzas, una agencia creada por el presidente Donald Trump para impulsar las iniciativas de financiación de EE. UU. en el extranjero para contrarrestar la influencia china, tiene 60.000 millones de dólares en sus arcas.

Según destacó el funcionario, el gobierno estadounidense acordó que haya dinero disponible en el fondo para ayudar a los aliados que elijan comprar la infraestructura de sus telecomunicaciones de "proveedores fiables".

  • El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el mes pasado que el despliegue del 5G tendría que cumplir con los requisitos de soberanía nacional, información y seguridad de datos. Pese a su escepticismo de larga data sobre China, Bolsonaro ha adoptado un tono menos duro hacia Pekín desde que asumió el cargo en 2019, aunque sigue siendo un aliado de Trump.

Contenidos web relacionados