Foto
5 de jun de 2020 16:54
Disturbios en México | Muerte de un joven, presuntamente a manos de policías, altera el orden público
Red+ Internacional | AFP | Ciudad de México, México

Una intensa protesta por la muerte de un joven que estaba en custodia policial provocó disturbios y lesiones por quemaduras a un policía en Guadalajara, México. La persona muerta era un hombre que había sido detenido por presuntamente incumplir medidas para evitar contagios por COVID-19.

Tres policías fueron detenidos en Jalisco, estado mexicano, por su presunta responsabilidad en la muerte de un hombre a quien arrestaron por supuesto incumpliminto de las medidas contra el COVID-19, informaron este viernes las autoridades.

  • Decenas de personas salieron a las calles para exigir justicia en el caso de Giovanni López, con 30 años de edad, quien murió a inicios de mayo en Ixtlahuacán, Jalisco, mientras estaba en custodia de las autoridades.

Entre los aprehendidos por la muerte de Giovanni López figura un comisario municipal y otro policía de rango medio, aseguró el fiscal estatal, Gerardo Solís.

  • unas 28 personas fueron arrestadas por los desórdenes, en medio de los cuales un policía sufrió quemaduras graves al ser prendido en llamas; así mismo, dos patrullas fueron quemadas y la sede del gobierno estatal fue atacada por los manifestantes.

Las autoridades afirmaron que López habría sido detenido por una "falta administrativa" y no porque no portaba cubrebocas, como alegan sus allegados, quienes multiplicaron sus denuncias esta semana.

El presiente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, lamentó este viernes la muerte del obrero y afirmó que su gobierno está en contra de "las acciones autoritarias".

“Lamento los hechos porque estoy a favor de resolver problemas mediante el diálogo y sin el uso de la fuerza”. Andrés Manuel López, presidente de México.

López Obrador instó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a sumarse a las investigaciones.

  • Amnistía Internacional condenó el hecho este viernes y afirmó que “la muerte de López bajo custodia policial es un grave síntoma del uso indebido de la fuerza empleada por las autoridades y el uso generalizado de tortura”.

La muerte de este ciudadano también fue repudiada por la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y por el director mexicano, ganador del Óscar, Guillermo del Toro, nacido en Guadalajara.

Contenidos web relacionados