1200x628 Renuncia primera ministra sueca. Foto Jessica Gow - TT News Agency - AFP.jpg
14 de sep de 2022 14:50
Dimite la primera ministra de Suecia por derrota de la izquierda en las legislativas
Red+ Internacional | AFP | Estocolmo, Suecia

Un bloque inédito, fruto de la suma de la derecha y la extrema derecha, logró una ajustada mayoría en las elecciones legislativas de Suecia frente a la izquierda.

La línea política de Magdalena Andersson que estaba hasta ahora en el gobierno, enfrentó una fusión política sin precedentes según los más recientes resultados, casi definitivos, anunciados el miércoles.

La primera ministra sueca anunció este miércoles su dimisión al reconocer la derrota de la izquierda y la victoria del bloque de derecha y ultraderecha en las elecciones legislativas.

Andersson presentará oficialmente su renuncia el jueves, explicó en rueda de prensa.

El bloque formado por tres partidos de derechas y el de extrema derecha Demócratas de Suecia (SD) obtuvo "una pequeña mayoría, pero una mayoría así y todo", afirmó Andersson durante una rueda de prensa.

"Así que mañana [jueves] pediré dimitir de mis funciones de primera ministra, y después de eso, la responsabilidad recaerá en el presidente del Parlamento", agregó.

Según resultados casi definitivos, con más de 99 % de los votos escrutados, el bloque de derecha y extrema derecha liderado por el conservador Ulf Kristersson habría recabado 176 escaños, frente a los 173 obtenidos por el bloque de izquierdas encabezado por Magdalena Andersson.

El cambio es histórico: nunca antes un gobierno sueco se había apoyado para gobernar en el partido Demócratas de Suecia (SD), el gran vencedor de esta cita electoral con 20,6 % de los votos y el recién estrenado título de segundo partido del país.

"Ahora empieza el trabajo para hacer que Suecia vaya bien de nuevo", reaccionó su líder, Jimmie Åkesson, en Facebook, prometiendo ser una "fuerza constructiva y de iniciativa".

Pero aunque el SD es el primer partido de la mayoría de derechas, su líder no es capaz de hacerse con el apoyo de las otras formaciones para convertirse en primer ministro, puesto prometido a Ulf Kristersson.

Los expertos creen que acabará apoyando al futuro Ejecutivo en el Parlamento sin formar parte de él.

Contenidos web relacionados