22 de May de 2020 15:53
Por efectos de la pandemia, desempleo en América Latina afectaría a 11,5 millones, dice la CEPAL
Red+ Noticias | Santiago de Chile | AFP

La CEPAL predice que entre los efectos colaterales que provocará el COVID-19 está el aumento del desempleo en Latinoamérica, lo que incrementará la pobreza en la región. La OIT proyecta una reducción en horas de trabajo.

La crisis económica causada por los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus provocará que 11,5 millones de personas queden desempleadas este 2020 en América Latina, hecho que incrementará el número de desocupados a 37,7 millones de personas, según estimaron la CEPAL y la OIT en un estudio publicado este viernes.

  • La contracción económica en la región, que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima, será de 5,3 % este año (la peor desde 1930) y tendrá "efectos negativos" sobre la tasa de desocupación de la región, la cual pasaría de 8,1 % en 2019 a 11,5 % este año, según las proyecciones.

Además del aumento del desempleo, ambas organizaciones estiman un marcado deterioro de la calidad del empleo en la región, donde la tasa media de trabajos informales ya alcanza 54 %, hecho que afecta principalmente a los sectores más vulnerables.

  • La organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula una reducción de 10,3 % de las horas laborales, otro factor negativo para 32 millones de personas, debido a la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento adoptadas por los países latinoamericanos.

Las cifras de desocupación afectarán duramente a los más vulnerables, eso provocaría el aumento de la pobreza en 4,4 puntos porcentuales y de la pobreza extrema en 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2019.

"Esto implica que la pobreza alcanzaría entonces a 34,7 % de la población latinoamericana (214,7 millones de personas) y la pobreza extrema a 13 % (83,4 millones de personas)". CEPAL.

Ambas instituciones proyectan un futuro incierto para el mercado laboral regional y estiman una recuperación bastante lenta de los empleos perdidos, lo que requerirá una profunda formación y educación de los trabajadores en seguridad sanitaria, protocolos de salud y horarios desfasados de ingreso y salida, para evitar aglomeraciones y focos de contagio.

Contenidos web relacionados