Foto
1 de dic de 2020 13:11
Deforestación en la Amazonía brasileña: las mismas cifras de 12 años atrás
Red+ Internacional | Anadolu | Brasil

Entre 2019 y 2020 esta región del mundo perdió 11.088 kilómetros cuadrados de árboles, equivalentes a dos veces el tamaño de Estambul, la capital de Turquía.

El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil -INPE, por sus siglas en portugués- declaró que durante el último año la deforestación en la Amazonía brasileña aumentó 9,5 % hasta llegar a los 11.088 kilómetros de selva arrasada, cifra que no alcanzaba desde 2008. 

  • Aunque este valor es un estimado, el INPE cree que el consolidado -que presentarán en 2021- no será muy diferente de las cifras finales.
“No estamos aquí para conmemorar nada de esto, porque esto no es para conmemorar. El resultado provisional del Proyecto de Monitoreo de Deforestación de la Amazonía -Prodes- significa que debemos mantener el impulso de nuestro trabajo en la búsqueda constante para la reducción de los índices de deforestación”. Hamilton Mourão, vicepresidente de Brasil y jefe del Consejo de la Amazonía.

Las cifras no son favorables para el Gobierno de Jair Bolsonaro, pues desde su posesión la destrucción del “pulmón del mundo” ha alcanzado un ritmo inatajable. Tan solo entre agosto de 2018 y julio de 2019 el aumento de la deforestación en esta región fue de 34 %.

Para frenar la deforestación de la Amazonía, el Gobierno de Bolsonaro creó la Política de Garantía de la Ley y el Orden, que desplegó fuerzas militares a la selva amazónica con el fin de combatir actos ambientales ilícitos. Sin embargo, este bloque militar estuvo en la región durante cinco de los 12 meses estudiados, lo que muestra su ineficiencia al momento de frenar la tala ilegal de árboles.

El descontrol de la deforestación y la falta de políticas públicas creadas desde el Gobierno de Bolsonaro para frenar este problema ha obligado a varias potencias mundiales a lanzar amenazas de represalias económicas contra Brasil, incluso los acuerdos firmados entre el Mercosur y la Unión Europea pueden peligrar. 

El pasado 22 de noviembre, durante la cumbre del G20, Bolsonaro se comprometió a conservar esta selva tropical: “Vamos a continuar protegiendo nuestra Amazonía, nuestro pantanal y todos nuestros biomas. Tenemos el firme compromiso de continuar preservando nuestro patrimonio ambiental”, declaró en su momento el mandatario. 

Contenidos web relacionados