Foto
5 de may de 2021 10:17
Cuatro claves de ciberseguridad imprescindibles en pandemia
Red+ Noticias | Bogotá

Juan Hover González, gerente de Seguridad Informática de Claro Colombia, indicó que la necesidad de las empresas de moverse a esquemas de trabajo remoto ha consolidado el papel fundamental que los dispositivos móviles y smartphones.

El 90 % de los incidentes informáticos empiezan por hacer clic a mensajes a los que no debíamos, un riesgo al cual personas y empresas se han vuelto más vulnerables en tiempos de pandemia.

  • A diario se bloquean más de 60.000 mensajes con enlaces sospechosos o maliciosos relacionados con la covid-19. Estas fueron algunas de las conclusiones de un reciente encuentro sobre ciberseguridad organizado por la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), con la participación de Claro Colombia, Fortinet y Microsoft.

En este sentido, Juan Hover González, gerente de Seguridad Informática de Claro Colombia, indicó que la necesidad de las empresas de moverse a esquemas de trabajo remoto ha consolidado el papel fundamental que los dispositivos móviles y smartphones tienen en la vida profesional y personal. Además de una forma de comunicación, pueden ser hoy una puerta de entrada a redes no solo personales, sino también corporativas. El experto compartió claves para combatir las ciberamenazas que se reciben hoy a través de diferentes canales, y así evitar caer en engaños y perder información valiosa.           

  1. Actualizar

Es normal que los sistemas operativos y aplicaciones requieran constantes actualizaciones, con las cuales se ajustan funciones y errores. Con esto se disminuyen ostensiblemente los riesgos, dado que los desarrolladores blindan más los sistemas frente a amenazas identificadas. Sin embargo, muchos usuarios prefieren no actualizar temiendo impactos en el desempeño. “Para una mayor seguridad y evitar fugas de información es fundamental actualizar, actualizar y actualizar”, indicó el experto de Claro.

  1. Cifrar información – configurar seguridad

Una de las prácticas que no son tan frecuentes en los usuarios es configurar el control y seguridad de sus dispositivos. No los configuran con la idea de que así es más rápido acceder a ellos, pero esto abre brechas de seguridad. Al blindar el dispositivo con sus configuraciones de seguridad se custodia no solo la información personal, sino también de la organización. Las personas tienen asociados sus dispositivos personales y laborales (enlazan perfiles y contactos), hay una tendencia a robar sus credenciales de usuarios a través de ingeniería social, y si el dispositivo no se regulariza, los defraudadores pueden tener acceso por ese medio a la red de la organización.

  1. No hacer jailbreak

El llamado proceso de “jailbreak” se les practica a los dispositivos para actualizarlos libremente, a la medida del usuario y levantando las restricciones del fabricante. Algunas personas lo hacen para tener más control de lo que instalan, realizar modificaciones y manejar las capacidades del equipo a su antojo. Con esto se liberan espacios de memoria y se permite acceso para instalar aplicaciones no oficiales, pero esto disminuye los parámetros de seguridad del dispositivo, una ventaja que puede ser aprovechada por los defraudadores.

  1. Desconfiar

El refrán “de eso tan bueno no dan tanto” es especialmente cierto en el mundo digital. Si le envían mensajes ofreciéndole grandes premios, desconfíe. Este es el mayor anzuelo que usan los defraudadores, tal como lo hacen los estafadores con llamadas, todo para robarle su información personal. Sea incrédulo con cosas que no parecen normales, y que se conectan con asuntos de la actualidad del país pidiéndole que ingrese a un enlace y deje sus datos. Valga anotar que las empresas no solicitan este tipo de información.

Como evidencian estas recomendaciones, la seguridad es un tema que involucra a todos. Simples y pequeñas acciones pueden marcar la diferencia y evitar grandes problemas y pérdidas de información. Es necesario tomar todas las prevenciones, y hacer uso de las configuraciones y mecanismos de seguridad de los que disponen los dispositivos. Pero por muy bien montado que esté un esquema de seguridad, si el usuario termina dando clic se le abre la puerta al riesgo.

  • En la pandemia las relaciones personales y profesionales están fuertemente ligadas al uso de canales digitales, por los confinamientos. Los defraudadores lo saben y han aumentado las ciberamenazas, por lo que se vuelve necesario ser más críticos con los mensajes a los que se les da clic.
“Como empresa de tecnología notamos estas circunstancias que traen las nuevas tecnologías, y trabajamos con los fabricantes de los dispositivos para blindar en cierta medida las cosas que podría hacer un defraudador en una brecha de seguridad. Para esto es importante concientizar a los usuarios sobre el uso de buenas prácticas en sus esquemas de seguridad. En los usuarios está el poder para que los defraudadores no tengan éxito”, finalizó González.

Contenidos web relacionados