Foto
26 de ago de 2020 10:00
¿Cuáles son los beneficios que obtienen las empresas que se vinculen al PAD?
Red+ Noticias | Bogotá

El Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD) es un programa creado por la Superintendencia Financiera, que irá del 1 de agosto al 31 de diciembre de 2020 y que le permitirá a las entidades financieras aplicar medidas que alivien el bolsillo de las empresas

El nuevo coronavirus puso contra las cuerdas la economía de la región. De acuerdo con un informe realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), para este 2020, se proyecta que Latinoamérica tendrá una caída de 5,2 % del PIB, debido a los estragos de la pandemia.

  • Dentro de los sectores más golpeados por esta crisis económica se encuentra el empresarial, ya que las medidas para contener la propagación del virus y la incertidumbre del mercado, ha obligado a muchas empresas a reducir su operación o redefinir su estrategia de negocio, lo cual en la mayoría de los casos ha afectado su flujo de caja.

Colombia no es la excepción a la regla. La liquidez de las empresas se ve perjudicada y la situación ha llevado al gobierno nacional a tomar medidas para mitigar el impacto de la crisis en esa dirección. Tal es el caso del Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD), creado por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC), que busca que las entidades financieras den nuevas condiciones y opciones financieras para los deudores afectados por la contingencia.

Para ello, los bancos, cooperativas y corporaciones financieras tendrán hasta el 31 de julio de 2020 la oportunidad de presentarle a la SFC los planes de alivio que implementarán en el PAD que entrará en vigencia a partir del 1 de agosto.

  • Para Angélica Arcila, CEO y cofundadora de Revaliu, empresa especializada en reperfilamiento de deuda de empresas, esta medida del gobierno es apropiada para el momento que viven las compañías, en especial para las pequeñas y medianas empresas, ya que les permite tener un alivio en su cartera, no ser reportada en centrales de riesgo y dejar la puerta abierta para futuras solicitudes crediticias.
“Sin duda, al perfilar la deuda a una nueva realidad poscovid, las empresas reciben oxígeno en su operación, debido a que aliviar las obligaciones financieras ajustadas al ciclo de los negocios, les permitirá a futuro tener capital de trabajo que garantice los recursos para el pago de nóminas y los demás gastos operacionales que requieren para su sostenibilidad económica”.

Contenidos web relacionados