Foto
27 de nov de 2020 09:41
¿Cuál es el país de la Unión Europea que más plásticos vierte al mar?
Red+ Internacional | Anadolu | Madrid, España

Un informe publicado por la organización Oceana advierte que España es el país de la Unión Europea que más plásticos vierte al Océano, con una cifra superior a las 126 toneladas al día.

En medio de la emergencia climática que azota al planeta con epidemias y desastres naturales, un informe de Oceana -organización sin ánimo de lucro dedicada a la conservación de los ecosistemas de agua salada- declaró este viernes que España es el país de la Unión Europea que más desechos vierte al océano. 

Según el informe, en aguas españolas -consideradas de las más profundas de Europa por su casi similar altura a los Pirineos- pueden encontrarse vestigios de épocas pasadas como cañones, escarpes, montañas submarinas y arrecifes que funcionan como posaderos de basura difíciles de limpiar, y en los que la basura tarda más en descomponerse debido a la profundidad. 

“Debido a la difícil logística y el alto coste, una vez que los plásticos han alcanzado estos enclaves es prácticamente imposible retirarlos por medios mecánicos y, en ocasiones, tratar de recuperarlos podría ser incluso más perjudicial para la fauna que se encuentra en ellos”. España buceando entre plásticos, informe de Oceana. 

Así las cosas, España es particularmente vulnerable a la acumulación de plásticos en sus mares, aunque tiene el doble de superficie marina por encima de la terrestre y es considerada una de las ‘economías azules’ de la Unión Europea por sus actividades en pesca, construcción naval, y turismo de costa. 

No obstante, esta no es la única razón. Otro motivo de la acumulación de plásticos en los mares de España tiene que ver con la elevada densidad de la población que viven en zonas costeras. En total, un tercio de la población del país vive allí, lo que convierte estas áreas en zonas sensibles a la acumulación y vertidos de residuos en el mar.

Además de la especie humana. España recibió el año pasado a 83,7 millones de visitantes. Esto genera una mayor afectación en las zonas de las costas pues, como lo han revelado varios estudios, entre mayor concentración de personas, más generación de plásticos de un solo uso que probablemente acabarán en el mar.

Para la organización conservacionista es urgente crear un marco legal ambicioso para reducir de manera drástica la llegada de plásticos al océano. También recomienda fijar objetivos en la comercialización de envases rellenables, introducir un impuesto a productos de plástico de un solo uso no sanitarios y desarrollar protocolos de retirada de residuos del fondo del mar.

“Los hallazgos de Oceana en aguas españolas confirman que las campañas de concienciación sobre los efectos negativos del plástico para los océanos, la recogida de residuos y la limpieza de playas no han sido suficientes”, concluye el informe.

Contenidos web relacionados