Foto
12 de jun de 2020 11:30
¿Cuál debería ser la ciudad ideal para empresarios y ciudadanos después del COVID-19?
Red+ Noticias | Bogotá

La llegada de la pandemia ha transformado al mundo. El aparato productivo y empresarial está inmerso en una gran cantidad de incertidumbres, y uno de esos temores obedece, por ejemplo, a la seguridad y movilidad de sus trabajadores.

Precisamente, desde hace varios años se ha venido hablando de la necesidad de modernizar las ciudades a través del uso de la tecnología, ya que esto permitiría mejorar aspectos importantes como la seguridad y la movilidad, con el fin de mantener activos los sectores productivos y la economía en general.

  • Por ejemplo, en Bogotá, en medio de la emergencia se están movilizado aproximadamente un millón cuatrocientas mil personas, es decir, 35 % de la capacidad del sistema de transporte masivo. Al 21 de mayo el uso de pasajeros de Transmilenio fue de 79 % menos que en un día normal. Frente a estos niveles de uso que propone la alcaldía para evitar aglomeraciones, es necesario tomas medidas alternas que permitan cubrir el resto de la población que requiere desplazamiento, por ejemplo, incentivar el uso de bicicletas, patinetas y otros medios de transporte alternativos pueden contribuir a que la ciudad genere un sistema de desplazamiento más rápido y sostenible.

La idea de modernizar a las ciudades nace de la necesidad de brindar una mejor calidad de vida a los ciudadanos, por eso, la pandemia puede ser una oportunidad para invertir en sistemas de movilidad más eficientes, amigables y seguros, implementando el uso de tecnologías, para que tanto empresarios como trabajadores puedan encontrar, una mejor ciudad post-covid, tomando como referencia experiencias de otros países que se han aliado con la tecnología para construir una mejor ciudad.

En días pasados, el Tanque de Análisis y Creatividad de las TIC (TicTac) y su programa Ciudades VIC, realizaron el webinar Agenda 2030: Desafíos para los territorios inteligentes del futuro. Allí, David Londoño, gerente de alianzas estratégicas de Claro afirmó que “a pesar de que el país está pasando por una crisis las empresas tienen todas las herramientas para sobreponerse a la adversidad. Hoy Colombia cuenta con tecnología suficiente para que las compañías continúen con su estrategia de negocio”.

Por otro lado, Alejandro Munevar, vicepresidente Comercial de SKG, aseguró que “uno de los puntos a tener en cuenta es que los ciudadanos puedan tener herramientas para protegerse y alertar cualquier situación, en temas de movilidad, seguridad y medio ambiente”.

  • De hecho, en Bogotá se comenzó a implementar el plan piloto de ubicación en tiempo real de los buses del SITP, en el que a través de pantallas se obtiene información visual y auditiva para que los usuarios (entre ellos con discapacidad), puedan acceder y tomar de manera más sencilla la ruta deseada. Estas implementaciones se convierten en una solución para el empresario y sus colaboradores, ya que no transcurrirán tanto tiempo entre el viaje del trabajo a la casa reduciendo los niveles de estrés, ansiedad y retrasos o pérdida de tiempo productivo.

Para las empresas los resultados estarían en un mejor desempeño laboral de sus trabajadores, y esto traducido en acciones optimizaría la trazabilidad en los procesos, reduciendo costos de oportunidad a través de una buena gestión humana.

Además, con la recolección y análisis de datos se podría ofrecer soluciones hechas a la medida de la ciudad o de puntos específicos dentro de ella, como es el caso de las patinetas eléctricas que hoy día descongestionan gran parte de la zona norte de la ciudad que pueden ser alquiladas mediante diferentes aplicaciones y así también se ayuda al cuidado del medio ambiente.

Por su parte, Roberto Lippi, coordinador HUB para países Andinos de ONU Hábitat concluyó “que la participación ciudadana es muy importante para llegar a tener ciudades inteligentes, pensadas en valores y construidas desde una visión integral, incorporando tecnologías”.

  • De hecho, una de principales necesidades de una ciudad está en brindarles protección a sus habitantes. De acuerdo con estadísticas de la Policía Nacional, del 20 de marzo al 20 de mayo, el hurto a personas bajó en 72 % y el hurto celular logró una disminución de 69 % en comparación con el mismo periodo de 2019. Aunque estas cifras están enmarcadas por la cuarentena, la conexión de 164 cámaras para el Sistema Masivo de Transporte TransMilenio con el Comando Operativo de Seguridad Ciudadana-COSEC permite ofrecer mayor seguridad a los ciudadanos ya que son monitoreadas por la Policía Nacional constantemente.

Por supuesto, la instauración de tecnología en las ciudades les abre camino a los empresarios para comparar, en tiempo real, la demanda de entregas y la capacidad de transporte de cada compañía, esto con el fin de maximizar la utilización de vehículos de carga y disminuir el impacto ambiental en la ciudad, optimizando los recursos actuales.

Finalmente, una ciudad moderna no solo ofrece soluciones a los ciudadanos, sino a los empresarios que buscan contar con un capital humano comprometido que cuidan los intereses de las compañías, y que, sin duda, a través de implementaciones de tecnología podrían suplir gastos, optimizando los ingresos e invirtiendo en otras áreas.

Contenidos web relacionados