Foto miniatura
26 de may de 2020 12:32
Continúan ensayos en EE. UU. y Brasil con hidroxicloroquina, a pesar de advertencias de la OMS
Red+ Internacional | AFP | Ginebra, Suiza

La hidroxicloroquina, un medicamento usado para prevenir y tratar los ataques agudos de malaria, fue prohibido por la OMS debido a sus efectos secundarios, perjudiciales para la salud, no obstante, Brasil y EE. UU. parecen no querer escuchar las advertencias de la organización internacional.

A pesar de las advertencias de la OMS de suspender los ensayos con hidroxicloroquina, EE. UU. y Brasil, los países con mayor cantidad de casos de COVID-19, mantienen la recomendación de utilizar esta droga para frenar la pandemia, la cual comienza a azotar con fuerza a América tras su paso letal por Europa.

  • El presidente estadounidense, Donald Trump, ha impulsado fuertemente el uso de la hidroxicloroquina como potencial tratamiento para el coronavirus. Incluso, afirmó que él la estaba tomando de forma preventiva.

Así mismo, su homólogo brasileño Jair Bolsonaro ha promovido su uso para atajar el virus, el cual ha provocado la muerte de 23.473 personas en el país.

  • Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó el pasado lunes que suspendía de forma "temporal" los ensayos clínicos con hidroxicloroquina contra el COVID-19, después de que un estudio considerara ineficaces y contraproducentes la cloroquina y sus derivados para tratar el nuevo coronavirus.

Además, según el estudio, publicado en la revista The Lancet, esas moléculas aumentan incluso el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca, lo que llevó a la OMS a tomar su decisión.

A pesar de esto, el Ministerio de Salud de Brasil anunció que continuará recomendando la hidroxicloroquina para tratar el COVID-19.

Contenidos web relacionados