Foto
15 de oct de 2020 12:01
Conservadores lideran plantón en sede del partido Farc por magnicidio de Álvaro Gómez
Red+ Noticias | Bogotá

Álvaro Gómez Hurtado salía de la Universidad Sergio Arboleda cuando fue baleado por sicarios el 2 de noviembre de 1995; un cuarto de siglo más tarde, la Farc se adjudicó el magnicidio. 

A propósito del reconocimiento de la responsabilidad en el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado por parte de integrantes de la Fuerza Revolucionaria Alternativa del Común -Farc-, simpatizantes del conservatismo colombiano adelantan un plantón frente a la sede del partido político para exigir que se conozca toda la verdad sobre el magnicidio ocurrido en 1995. 

El representante a la Cámara por el partido Conservador, Juan Carlos Wills, declaró que el objetivo de la iniciativa es exigir verdad -acompañada de justicia- a los ex jefes de la extinta guerrilla. “No se pueden endilgar unas responsabilidades y pensar que aquí no pasó nada”, declaró el congresista. 

Por su parte el partido Conservado pidió a la Fiscalía General de la Nación que avance en la investigación sobre el asesinato del líder político. La semana pasada el ente acusador llamó a declarar a Rodrigo Londoño y Antonio Lozada, solicitud que también hizo la Jurisdicción Especial para la Paz ante la que comparecen los excombatientes desde la firma del acuerdo de paz. 

El plantón inició a las 9:00 a.m. en Teusaquillo. Es importante recordar que el pasado 3 de octubre el partido político reconoció su responsabilidad en el hecho. Declaración respaldada por la carta de Rodrigo Londoño dirigida al jurista Álvaro Leyva; y por la entrevista de Lozada a El Espectador, en la que aseguró que fue el encargado de organizar a los sicarios para cometer el crimen. 

Al conocer la versión de la Farc, el Gobierno Nacional pidió que fuera entregada a la JEP -encargada de juzgar a los excombatientes- e instó al tribunal especial a evaluar la permanencia de Lozada en el Congreso de la República. Acto seguido, el exjefe guerrillero aseguró que no iba a renunciar a su curul. 

El magnicidio ocurrido el 2 de noviembre de 1995 tuvo como sospechosos al ex presidente de Colombia Ernesto Samper y el excandidato a la presidencia Horacio Serpa. Frente a los nuevos testimonios, la familia de Gómez Hurtado afirmó que lo dicho por la Farc era “una cortina de humo”.

Contenidos web relacionados