Foto
11 de sep de 2020 09:03
Congreso de Perú debate moción de vacancia para destituir al presidente Martín Vizcarra
Red+ Internacional | AFP | Lima, Perú

Por pedirle a sus asesores que mintieran en una investigación parlamentaria sobre un polémico contrato firmado con el cantante Richard Cisneros, el Congreso de Perú evalúa la destitución del presidente Vizcarra. 

El Congreso de Perú comienza a debatir este viernes una moción para destituir al presidente Martín Vizcarra por supuesta "incapacidad moral", en el marco de una sorpresiva crisis política en medio de la pandemia del coronavirus.

Vizcarra, quien asumió el poder en marzo de 2018 luego de la dimisión del presidente Pedro Pabo Kuczynski, de quien era vicepresidente, quedó el jueves contra las cuerdas al ser acusado de pedir a sus asesores que mintieran en una investigación parlamentaria sobre un polémico contrato con un cantante.

"No voy a renunciar, no me voy a correr", dijo Vizcarra el jueves en la noche en un mensaje por televisión, pero poco después seis de los nueve partidos con representación en el Congreso anunciaron la presentación de la moción para declarar la "vacancia" de la presidencia.

"Estamos ante un complot contra la democracia", impulsado por grupos que buscan evitar que se apruebe una reforma que saca de carrera a candidatos que tengan sentencias judiciales, aseguró Vizcarra, quien ha conseguido alto apoyo popular por su cruzada contra la corrupción.

La moción, que comenzará a ser debatida por el Congreso recuerda dos iniciativas similares presentadas contra Kuczynski en diciembre de 2017 y marzo de 2018, que llevaron finalmente a la renuncia del exbanquero a la presidencia de Perú.

Si es destituido, el presidente del Congreso, Manuel Merino, asumiría el poder por el resto del actual mandato, que culmina el 28 de julio de 2021. Perú, que ha padecido varias crisis políticas en los últimos años, es uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus en el mundo, con más de 710.000 contagios y 30.344 muertos.

La manzana de la discordia es Richard Cisneros, un cantante al que el gobierno contrató como conferencista y animador, y que alardeaba en medios de haber sido asesor del Gobierno.

Contenidos web relacionados