490x320 Dos patrocinadores se retiraron de la Copa América Foto - Juan Mabromata – AFP. (1)
9 de jun de 2021 15:58
Con retiro de dos patrocinadores, la Copa América de Brasil empezaría con saldo en rojo
Red+ Internacional | AFP | Sao Paulo, Brasil

Mastercard, la franquicia de tarjetas de crédito; y Ambev, multinacional cervecera, anunciaron el retiro de su patrocinio y publicidad para la Copa América que disputarán en Brasil.

Mastercard y el gigante cervecero Ambev anunciaron este miércoles que no estarán presentes en la Copa América-2021 en Brasil, torneo que está siendo cuestionado -incluso en la justicia- debido al avance del covid-19 en el segundo país con más muertes por causas derivadas de esta enfermedad en el mundo.

  • El emisor de tarjetas de crédito informó en un comunicado que, ‘tras un análisis criterioso’, decidió no activar su patrocinio de la Copa América-2021 en Brasil, retirando su logotipo del torneo continental.

La decisión significa que Mastercard no ubicará su logotipo en los estadios ni en el material de promoción en Brasil. Sin embargo, respetará su contrato como patrocinador del torneo, cuyo valor no fue revelado. Un portavoz de la compañía dijo que es la primera vez que Mastercard toma una decisión de este tipo desde que comenzó a patrocinar los campeonatos de fútbol de Sudamérica en 1992.

  • Más tarde, el grupo brasileño Ambev, que es parte del gigante mundial AB Invev, informó en un comunicado que ‘sus marcas no estarán presentes en la Copa América’. ‘La compañía sigue con su compromiso y apoyo al fútbol brasileño’, dijo sin ofrecer más detalles.

Los organizadores han enfrentado diversos obstáculos para materializar esta edición de la Copa América, el torneo de selecciones más antiguo del mundo, que disputan desde 1916. Después de posponer la Copa América por 12 meses, debido a la pandemia, la Conmebol buscó un país sede de emergencia cuando Argentina y Colombia, los anfitriones originales, quedaron sin la designación por el avance del coronavirus en el primero y protestas en el segundo.

Corriendo contra el reloj, debido a que el partido inaugural está previsto para este domingo, el presidente Jair Bolsonaro aprobó la Copa en Brasil, que acogió la última edición del torneo continental en 2019.

Sin embargo, la decisión es controversial: Brasil ha sido duramente golpeado por el covid-19, con más de 475.000 muertes, segundo peor balance mundial en números absolutos.

  • Expertos dicen que el país enfrenta actualmente un nuevo recrudecimiento de la pandemia, con aumento de casos, y que la celebración del certamen deportivo que incluye a diez naciones podría empeorar la situación.

La Corte Suprema de Brasil debe evaluar este jueves dos pedidos para impedir eld esarrollo del campeonato, previsto para jugarse sin público en cuatro ciudades -Río de Janeiro, Cuiabá, Brasilia y Goiania- desde el 13 de junio al 10 de julio.

Contenidos web relacionados