Foto
8 de mar de 2021 10:03
Juez aplaza inicio del juicio en el caso de George Floyd en EE. UU.
Red+ Internacional | AFP | Minneapolis, EE. UU.

La muerte de George Floyd se produjo por la asfixia que le provocó el agente de la Policía Derek Chauvin con su rodilla, luego de someterlo, hecho que se produjo el 25 de mayo de 2020.

Herido y marcado por la muerte de su sobrino George Floyd, Selwyn Jones se mostró preocupado por el juicio que comenzaba este lunes y al final fue aplazado por un juez, en contra del policía acusado de asesinato, ya que duda de un sistema legal que históricamente ha sido clemente con las fuerzas del orden.

"Quiero que prevalezca la justicia", dice Jones, tío materno del ciudadano negro que murió asfixiado bajo la rodilla del agente blanco de Minneapolis Derek Chauvin. Su muerte desató indignadas protestas en todo el mundo.

"Obviamente, quiero una condena", dijo Jones a la AFP. Pero asegura que le preocupa "el sistema".

  • Chauvin, que apretó su rodilla contra el cuello de un inmovilizado Floyd durante casi nueve minutos el 25 de mayo de 2020, se enfrenta a cargos de asesinato y homicidio involuntario en el juicio en un tribunal de distrito del condado de Hennepin, donde la selección del jurado comienza el lunes.

Jones, de 55 años de edad, vive en la pequeña ciudad de Gettysburg, en Dakota del Sur, a cientos de kilómetros al oeste de Minneapolis. Espera poder asistir al juicio, pero las restricciones de distanciamiento social impuestas para enfrentar el covid-19 sólo permiten que un miembro de la familia asista a la vez.

Para él, el vídeo del fatídico episodio, que fue filmado por un transeúnte y visto por millones de personas en todo el mundo, no deja lugar a dudas: Chauvin es "tan culpable como se puede ser".

Cuando Jones vio por primera vez el vídeo en la televisión, no sabía quién era el hombre que yacía boca abajo, sofocado por la rodilla de un policía. "Maldita sea", cuenta que pensó en ese momento, "¡eso lo va a matar!".

  • Pero luego su hermana, angustiada, lo llamó para darle la noticia. Fue como si alguien "me hubiera metido las manos en el pecho y me hubiera arrancado el corazón", dice.
  • Dijo que nunca podría olvidar las imágenes de su sobrino jadeando y suplicando por su vida.

En cuanto a Chauvin, dijo, "actuó como si no hubiera nadie a su alrededor", incluso mientras una multitud reunida le imploraba que dejara respirar a Floyd

Jones dijo que era como si Chauvin se dijera a sí mismo: "Puedo hacer lo que quiera, porque soy un oficial de policía, y soy un hombre blanco y nosotros mandamos en el mundo".

  • Están previstas nuevas protestas en torno a la zona donde se lleva a cabo el juicio. Los alegatos iniciales están fijados para el 29 de marzo y está garantizada una enorme atención mediática.

Con "tanta presión sobre este caso para que se haga algo", Jones tiene un poco de esperanza.

Contenidos web relacionados