Foto
12 de oct de 2020 14:16
Comienza el conteo regresivo en el proceso de confirmación de Amy Coney Barrett en la Corte Suprema de EE.UU.
Red+ Internacional | AFP | Washington, EE. UU.

La jueza conservadora Amy Coney Barrett, quien tiene 48 años de edad, fue nominada por el presidente Donald Trump para relevar a la fallecida Ruth Bader Ginsburg.

El proceso de confirmación de la jueza Amy Coney Barrett, nominada por Donald Trump a la Corte Suprema de EE. UU., comenzó este lunes en el Senado con un diálogo entre republicanos y demócratas a 22 días de las elecciones presidenciales.

La senadora Kamala Harris, fórmula vicepresidencial del candidato demócrata Joe Biden, consideró "irresponsable" haber iniciado el proceso de nominación en medio de la pandemia de COVID-19.

Al señalar que más de 50 personas estaban reunidas en una sala por muchas horas, Harris reprochó a los republicanos "poner en peligro" al personal del Congreso.

"Esta será una larga semana de peleas", admitió Lindsey Graham, un allegado al jefe de Estado que encabeza el Comité Judicial del Senado, responsable de interpelar a la jueza.

"Intentemos ser respetuosos. Recordemos que el mundo nos mira", dijo Graham quien calificó de "talentosa" e "íntegra" a la nominada para llenar la vacante dejada por la fallecida jueza liberal Ruth Bader Ginsburg.

Barrett está en la antípodas de la difunta. Católica practicante y madre de siete hijos, es bien vista por los cristianos tradicionalistas con quienes comparte valores como la oposición al aborto.

Si el Senado la confirma, se sumará a los cinco magistrados conservadores y tres liberales que completan la Corte de nueve miembros.

Contenidos web relacionados